18 julio, 2024

Los incendios pueden ocurrir en una empresa en un hogar etc., por eso debemos estar capacitados para saber cómo reaccionar en una situación que se produzca un incendio, como saber controlarlos y las medidas de prevención. Para una buena gestión de parte de su empresa en la prevención de riesgos, es de vital importancia la participación de trabajadores, atraves de la constitución y funcionamientos de los comités. Ciertamente, los incendios constituyen una amenaza constante para la humanidad al tiempo que son innumerables las pérdidas que ellos ocasionan. La seguridad de la vida humana resulta un aspecto muy importante ya sea en las casas, vehículos y lugares de trabajo, donde existe un importante riesgo de muerte por incendio.

En algunas actividades industriales, cuyo riesgo de incendio debe ser considerado al implementar un programa de prevención y un control con mayor enfoque. En el ámbito de trabajo, el riesgo de incendio puede afectar no sólo a todo el personal sino también a los posibles visitantes y usuarios. Los factores de riesgo en la industria pueden tener diferentes causas, desde una mala manipulación de productos y maquinas, hasta factores mecánicos. Según algunas estadísticas el 90% de los incendios industriales son causados por once fuentes de ignición: El 19% son causados por incendios eléctricos estas pueden ser causadas por instalaciones eléctricas en mal estado, con el 14% son producidas con roces y fricciones, el 12% por chispas mecánicas, con el 8% son causados por irresponsabilidad del empleado por fumar en el área de trabajo, el 7% se debe a superficies calientes, 6% son producidas por chispas de combustión , 5% por llamas abiertas, el 4% son por soldaduras y cortes, 3% por Materiales recalentados, el 2% por electricidad estática.

El fuego suele originarse por la existencia simultánea de tres elementos: combustible, calor y oxígeno que forman el triángulo del fuego. Hoy, a los tres elementos anteriores se les agrega un cuarto: la reacción en cadena.

Con este nuevo elemento la denominación anterior se convierte en el tetraedro del fuego:

 

El combustible (carbón, gasolina, madera, etc…): En su estado normal, sólido o líquido, no arde; para que ardan necesitan convertirse antes en gas.

El calor: Proporciona la temperatura necesaria para convertir el combustible en gas. No todos los combustibles se convierten en gas (gasifican o volatilizan) a la misma temperatura; así, la gasolina se volatiliza antes que la madera o el carbón.

El oxígeno: Se convierte en el elemento necesario para provocar la ignición y comenzar a arder.

La fuente de ignición: Cualquier elemento que desencadene el fuego. Es la energía necesaria para iniciar la reacción. Para conocer las fuentes de ignición más comunes revisar el apartado anterior.

 

La protección contra incendios incluye el conjunto de medidas dispuestas en los edificios, almacenes e instalaciones industriales para protegerlos contra la acción del fuego. Mediante la protección contra incendios debemos conocer tres propósitos importantes, ubicados en el siguiente orden:

  • Salvar vidas humanas.
  • Minimizar las pérdidas económicas producidas por el fuego y proteger el medio ambiente.
  • Lograr que las actividades del edificio puedan reanudarse en el plazo de tiempo más corto posible.

La prevención de incendios en el ámbito de construcción, el almacenamientos de los productos inflamables o fácilmente combustibles debe hacerse en locales independientes, Las instalaciones eléctricas debe estar certificada por un instalador autorizado por la Superintendencia de Electricidad y Combustible (SEC), por otra parte si en la construcción existen instalaciones de gas, deben estar declaradas en el SEC por un instalador autorizado, en el caso de los extintores de incendios la cantidad y el tipo de los mismos deben ser el adecuado a los materiales y equipos existentes en la planta, todos los extintores deben estar ubicados correctamente a 1,50 mts del suelo si se especifica a una determinada altura debe ser aclarado, además en un lugar de fácil acceso y señalizados, es muy importante que todos los trabajadores estén capacitados sobre los riesgos que pueden tener en su área de trabajo y que sepan utilizar en forma teórica y practica el uso de extintores.

En caso de almacenar las materias primas o los productos elaborados en pallets, deben demarcarse pasillos de circulación con líneas amarillas, el almacenamiento no debe obstruir vías de ingreso y evacuación, el pasillo central debe tener como mínimo 2,40 mts de ancho, En caso de contar con rociadores automáticos, el producto almacenado debe estar a una distancia mayor a 90 cm de éstos.

Existe un método muy eficiente para disminuir daños en caso que se produzca un incendio estas son las medidas activas estas incluyen aquellas actuaciones que implican una acción directa en la utilización de instalaciones y medios para la protección y lucha contra los incendios, se dividen en varios tipos: la primera es la detención que se basa en los detectores automáticos que pueden ser de humo, llamas o calor el otro tipo de detector son los manuales son timbres que los operarios deben pulsar en caso de que se produzca un incendio, otro caso es alarma y señalización, debe dar aviso a los ocupantes mediante timbres o megafonía e indicar, mediante letreros en color verde fosforescentes y luminarias, las vías de evacuación y el último caso de las medidas activas es la extinción mediante agentes extintores (agua, polvo, espuma, CO2) presentes en extintores o conducidos por tuberías hasta unos dispositivos especiales (bocas de incendio, hidrantes, rociadores) de funcionamiento manual o automático.

Como conclusión podemos decir que una buena prevención y control de incendio es necesario que todos los trabajadores reciban una buena capacitación y que implementen todas las medidas de prevencion y control que se exigen para que los incendios no produzcan grandes perdidas ya sea personas, materias y equipos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *