24 mayo, 2024

Quimica ambiental

La química ambiental, es la aplicación de la química al estudio de los problemas y la conservación del ambiente.
Estudia los procesos químicos que tienen lugar en el medio ambiente global, o en alguna de sus partes: el suelo, los ríos y lagos, los océanos, la atmósfera, así como el impacto de las actividades humanas sobre nuestro entorno y la problemática que ello ocasiona. El desarrollo de esta disciplina mostró las graves consecuencias que tuvo para la capa de ozono el uso generalizado de los clorofluorocarbonos.
Tras las experiencias con la lluvia ácida, la combinación de química medioambiental e ingeniería química resultó en el desarrollo de los tratamientos para limitar las emisiones de las fábricas.
También la química ambiental se ocupa de los procesos, reacciones, evolución e interacciones que tienen lugar en las masas de agua continentales y marinas por el vertido de contaminantesantropogénicos.
Asimismo, estudia los tratamientos de dichos vertidos para reducir su carga dañina. La química ambiental se encarga de realizar la supervisión de los proyectos industriales, teniendo en cuenta el impacto ambiental. Tradicionalmente, las ciencias ambientales han estudiado los procesos e interacciones en la mesosfera, la exosfera, la geosfera y la biosfera. La química ambiental no sólo se encarga del estudio de la vida, transporte y evolución de las sustancias en los ámbitos antes señalados, sino que debe añadir quinta esfera, la antroposfera, que involucra las actividades y sustancias realizadas por los humanos.

La contaminación refiere a cualquiera de las comentadas en los apartados anteriores, en las que un determinado compuesto químico se introduce en el medio. Contaminación radiactiva: es aquella derivada de la dispersión de materiales radiactivos, como el uranio enriquecido, usados en instalaciones médicas o de investigación, reactores nucleares de centrales energéticas, munición blindada con metal aleado con uranio, submarinos, satélites artificiales, etc., y que se produce por un accidente (como el accidente de Chernóbil), por el uso ó por la disposición final deliberada de los residuos radiactivos. Contaminación térmica: refiere a la emisión de fluidos a elevada temperatura; se puede producir en cursos de agua. El incremento de la temperatura del medio disminuye la solubilidad del oxígeno en el agua. Contaminación acústica: es la contaminación debida al ruido provocado por las actividades industriales, sociales y del transporte, que puede provocar malestar, irritabilidad, insomnio, sordera parcial, etc.

 

Contaminación electromagnética: es la producida por las radiaciones del espectro electromagnético que afectan a los equipos electrónicos y a los seres vivos. Agente contaminantes La acumulación de residuos domésticos sólidos constituye un problema agobiante.El aumento de la población junto al desarrollo del proceso de urbanización y la demanda creciente de bienes de consumo, la intensidad de la propaganda y publicidad, determina un aumento incesante del peso y volumen de los desechos producidos.Hoy en día la producción de desechos sólidos en nuestra localidad oscila entre 1kg por habitante y por día.Las basuras domesticas contienen papel, cartones, plásticos, restos de comida, etc.
El creciente empleo de combustible gaseoso y de la electricidad para usos domésticos a reducido rápidamente el contenido en cenizas en los desechos sólidos, aumentando el volumen de papel y de materiales análogos.Los productos de desechos son depositados en un basural a cielo abierto ubicado a 1km aproximadamente de nuestro pueblo en el cual no tiene lugar
Dióxido de carbono: Generalmente se origina en los procesos de combustión de la producción de energía, de la industria, de la calefacción domestica. Se cree que la acumulación de este gas.

Podría aumentar considerablemente la temperatura de la superficie terrestre, y ocasionar desastres terrestres, y ocasionar desastres geoquímicos y ecológicos.
Monóxido de carbono: Lo produce las combustiones incompletas, en particular las de siderurgia, las refinerías de petróleo y los vehículos de motor. Algunos científicos afirman que este gas altamente nocivo puede afectar a la estratosfera.
Dióxido de azufre: El humo proveniente de las centrales eléctricas, de las fábricas, de los automóviles y del combustible de uso domestico contienen a menudo acido sulfúrico. El aire así contaminado agrava las enfermedades del aparato respiratorio, corroe los árboles y los edificios de piedras caliza y afecta también a algunos textiles sintéticos.
. Oxido de nitrógeno: Son producidos por los motores de combustión interna, los aviones, los hornos, los incineradores, el uso excesivo de fertilizantes, los incendios de bosques y las instalaciones industriales. Forman el smog de las grandes ciudades y pueden ocasionar infecciones respiratorias, entre ellas la bronquitis de los recién nacidos.
Fosfatos: Se los encuentra en las aguas de cloacas y provienen, en particular, de los detergentes y de los fertilizantes químicos utilizados en exceso, así como de los residuos de la cría intensiva de animales. Los fosfatos constituyen uno de los factores principales en la contaminación de lagos y ríos.
Mercurio: Lo produce la utilización de combustibles fósiles, la industria cloro-alcalina, las centrales de energía eléctrica, la fabricación de pinturas, los procesos de laboreos de minas y de refinación y la preparación de pasta de papel. Constituye un grave agente contaminador de los alimentos, especialmente de los que provienen del mar, y es un veneno cuya acumulación afecta al sistema nervioso.
Plomo: La fuente principal de la contaminación de plomo es un material antidetonante del petróleo, pero también contribuyen a ella las fundiciones de ese metal, la industria química y los plaguicidas. Se trata de un toxico que afecta a las enzimas y altera el metabolismo celular, acumulándose, acumulándose en los sedimentos marinos y en el agua potable.
Petróleo: La contaminación es causada por la extracción del producto frente a las costas, su refinación, los accidentes de los bosques petroleros y la evacuación que se efectúa durante el transporte. Causa daños desastrosos en el medio: destruye el plancton, la vegetación y las aves marinas y contamina las payas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *