23 mayo, 2024

Por Rodrigo Fernández

 

1 El “Coffee Break” es esa pequeña pausa para el café que todos deseamos que llegue en cualquier reunión de trabajo o conferencia. Pero aunque sea un momento de desconexión y relax, podemos conseguir que el Coffee Break llegue a ser un momento memorable en la mente de los asistentes con unos sencillos pasos.

2 Siempre es importante sorprender a los invitados, ya sea en una reunión pequeña o en una gran conferencia, y por ello tenemos que evolucionar de unos Coffee Breaks estáticos y tradicionales, hacia otros más novedosos y que sorprendan a cada una de las personas de la sala con un toque original y creativo.

3 Prepara una mesa apetecible y diferente. La primera impresión cuenta muchísimo a la hora de presentar la comida y la bebida en una mesa, por lo que su colocación debe de ser muy cuidada. Además, si se puede conseguir realizar una presentación diferente, y huir de las “típicas” bandejas blancas de cartón duro, mucho mejor.

4 Personaliza los elementos del Coffee Break. Si pensamos    una cosa, la imagen corporativa de una compañía o de un congreso está por todas partes, en las carpetas, en las acreditaciones, en los bolígrafos en las presentaciones, en los folios… ¿Por qué esa imagen desaparece cuando llega el momento del café? Para crear una continuidad durante todo el evento, es imprescindible trabajar también el Coffee Break, el cual tiene muchísimo potencial para trasmitir imagen y valores de marca en un ambiente mucho más relajado. Es muy fácil personalizar un Coffee, desde los vasos del café, los sobres de azúcar, las servilletas, los envoltorios, y quien sabe, incluso alguien se lo puede llevar de recuerdo del evento.

5 Incluye los colores de la marca en la comida. Si personalizamos todos los elementos del evento y del Coffee Break, ¿Por qué no lo vamos a hacerlo con la comida? Al personalizar algunos snacks que se ofrecen en la pausa del café, se consigue la originalidad que se busca, además de potenciar que la gente comience a subir contenido del evento a las redes sociales con las fotos de los alimentos tan creativos que han podido degustar.

6 Salir de lo común a la hora de elegir el menú. Aunque siempre hay que contar con los imprescindibles como cafés, y gran variedad de tés, salirse de lo común e innovar es mucho mejor. Incorporar frutas frescas, alguna fondue de chocolate o snacks novedosos son algunos ejemplos para que tu presentación sea original y apetecible. UN buen snack Dulce es por ejemplo utilizar Valentinas,

7 .Pequeñas “bolsitas” de aseo es recomendable lavarse los dientes después de cada comida, y que mejor manera de que los asistentes lo puedan cumplir, que con unas bolsitas de aseo personalizadas con el logotipo del evento y donde se encuentren lo esencial para poder continuar perfecto muchas horas más de reunión o conferencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *