Inicio La imagen empresarial
Array

La imagen empresarial

La imagen es aquella construcción mental que se da en la mente del nuestros públicos, de cómo ellos perciben las cosas o a nosotros.

Tiene que ver con muchos factores diferentes tales como, los gestos, el grado de cortesía, la forma en la que nos mostramos, vestimenta, higiene, capacidades personales etc. Es nuestra “carta de presentación”; la persona probablemente nos juzgará a partir de nuestra imagen personal antes de conocernos o entablar una conversación ya que ésta expresa mucho más de nosotros de lo que pensamos.

El lenguaje personal es parte esencial de la imagen personal, el 80% de nuestra personalidad es expresada sólo por nuestro cuerpo. La postura, gestos con las manos, la proxemia (estudio de la distancia de las personas al hablar), háptica (gestos faciales), para lingüística (Volumen, tono y velocidad de la voz) y la vestimenta son los componentes más importantes de nuestro lenguaje corporal y por lo tanto también de nuestra imagen personal.

La imagen personal y el ceremonial se encuentran directamente relacionados entre sí ya que el ceremonial va a nacer a partir de la imagen personal.

Para el anfitrión de un ceremonial su imagen es sumamente importante, ya que será la persona destacada durante el evento. Además de el lenguaje personal, el anfitrión debe tener en cuenta la hospitalidad, cortesía, buen gusto, sentido de organización, amabilidad en todo momento y discreción con lo que suceda en el evento.

Si debemos asesorar a alguien en cuestión de su imagen personal tendremos que tener en cuenta los siguientes puntos:

  • Vestimenta.

Tienen significado, hacen aluciones o sentimientos. Hay que saber que tipo de vestimenta se usará para cada ocasión, que modelos favorecen a la persona, que colores, texturas y detalles son adecuados.

  • Higiene de manos, uñas y pelo.

Dar una imagen prolija, limpia de nuestra higiene.

  • Cortesía, Seriedad.

Tomarse las cosas en serio.

  • Lenguaje corporal.

Tal como fue mencionado anteriormente sería la postura, gestos, proxemia, háptica y para lingüística.

Otro punto que hará a la imagen personal será La Cortesía. Es manifestada a través de la amabilidad, afecto, respeto, atención y buenos modales con acciones tan simples pero importantes como saludar, agradecer, etc.

Hay una gran variedad de frases de cortesía, donde toman especial relevancia las siguientes:

  • Perdón.
  • Disculpe las molestias.
  • Buenos días, buenas tarde y buenas noches.
  • Por favor.
  • Muchas gracias.
  • Es un placer conocerlo.

Para tratar con alguien de forma cortés, hay que seguir una serie de reglas:

• Tratarla como nos gustaría que nos trataran a nosotros.
• Evitar actitudes o expresiones que puedan resultar ofensivas.
• Ser amable y educado.
• No interrumpirle cuando está hablando.
• Escucharle activamente y no burlarse de sus opiniones.

Siendo uno invitado o huésped la imagen personal siempre será tenida en cuenta. Las reglas fundamentales serán las siguientes:

  • No asistir sin haber confirmado su asistencia previamente.
  • Puntualidad.
  • Avisar si se asistirá con niños.
  • Esperar a que el anfitrión abra la puerta y sea él el que nos reciba.
  • Saludar al anfitrión primero, segundo a los conocidos nuestros y por último que el anfitrión presente a los desconocidos.
  • Respetar rituales, tradiciones, culturas y adaptarse a ellas.

En el caso de ser huésped, además de las reglas mencionadas deberá mantener el orden, limpieza, ser extremadamente puntual en cuanto a los horarios de almuerzo, cena etc. y amoldarse al estilo de vida de nuestro anfitrión.

Tanto el huésped como invitado luego podrá agradecer al anfitrión con un presente que sea personal, no ostentoso.

Artículo anteriorLa acción de la imagen.
Artículo siguienteImagen personal

Reservá tus vacaciones

Fotografía