Inicio Composicion y Funcion anatomica del ruido
Array

Composicion y Funcion anatomica del ruido

tema: composicion y funcion anatomica del ruido Alumnos:Garcia Samanta materia:ruido y vibracion profesor: miguel angel rosetti
tema: composicion y funcion anatomica del ruido
Alumnos:Garcia Samanta
materia:ruido y vibracion
profesor: miguel angel rosetti

El ruido

Al ruido en general,  lo podemos definir como  un sonido que a determinada intensidad y tiempo de exposición produce daños (en algunos casos irreparables) en nuestra capacidad de audición, además de otras reacciones psicológicas y fisiológicas en el organismo.la intensidad del ruido se mide en decibeles (dB). Par tener una idea de los que hablamos, una conversación normal se desarrolla por debajo de los60 dB.

Los sonidos indeseados constituyen el estorbo público más generalizado en la sociedad  actual . El ruido es un peligro real y efectivo para la salud de la gente,  aunque aparentemente nos adaptamos a él, pero  la verdad es que el oído siempre lo capta, y el cuerpo siempre reacciona, a veces con extrema tensión, como cuando oímos un sonido extraño en medio de la noche.

Los principales males causados por la exposición a ruido son: la interferencia en la comunicación, la pérdida de la audición, la perturbación del sueño, y el estrés.

Composición anatomica y funcional del oído

El APARATO AUDITIVO consta de tres partes principales:

I.- OIDO EXTERNO 1– El pabellón
2– El conducto auditivo externo

 

II.- OIDO MEDIO

(Caja del tímpano)

1– La membrana timpánica
2– Las ventanas oval y redonda
3– La trompa de Eustaquio
4– La cadena de huesecillos Martillo
Yunque
Estribo

 

III.- OIDO INTERNO

(Laberinto)

1– El vestíbulo Sáculo
Utrículo
2– Los canales semicirculares

 

3– El caracol Rampa vestibular
Rampa coclear
Rampatimpánica

Anatomía del oído externo:

El oído externo, que incluye el pabellón de la oreja y el canal auditivo externo, está separado del oído medio por una estructura en forma de disco llamada membrana timpánica (tímpano).

El pabellón auricular se une a la cabeza mediante la piel y se compone principalmente de cartílago, y su función es ayudar a reunir las ondas sonoras y a hacerlas pasar por el canal auditivo externo. Éste mide aproximadamente 2,5 cm y termina en la membrana timpánica. La piel del conducto tiene glándulas especializadas que secretan una sustancia cérea amarillenta, el cerumen.

Anatomía del oído medio

el oído medio se encuentra excavado en el hueso temporal (hueso bilateral de la base del cráneo), en la denominada caja del tímpano.

El oído medio es una cavidad llena de aire que contiene tres huesecillos: martillo, yunque y estribo, los cuales se mantienen en su sitio y se mueven mediante articulaciones, músculos y ligamentos que ayudan a la transmision de sonido

Anatomía del oído externo:

El oído externo, que incluye el pabellón de la oreja y el canal auditivo externo, está separado del oído medio por una estructura en forma de disco llamada membrana timpánica (tímpano).

El pabellón auricular se une a la cabeza mediante la piel y se compone principalmente de cartílago, y su función es ayudar a reunir las ondas sonoras y a hacerlas pasar por el canal auditivo externo. Éste mide aproximadamente 2,5 cm y termina en la membrana timpánica. La piel del conducto tiene glándulas especializadas que secretan una sustancia cérea amarillenta, el cerumen.

     Anatomía del oído medio:

El oído medio se encuentra excavado en el hueso temporal (hueso bilateral de la base del cráneo), en la denominada caja del tímpano.

El oído medio es una cavidad llena de aire que contiene tres huesecillos: martilloyunque y estribo, los cuales se mantienen en su sitio y se mueven mediante articulaciones, músculos y ligamentos que ayudan a la transmisión del sonido.

En la pared que separa el oído medio del interno hay dos orificios pequeños, la ventana oval y la redonda. La base del estribo se asienta en la ventana oval, por donde se transmite el sonido al oído interno. La ventana redonda proporciona una salida a las vibraciones sonoras.

La trompa de Eustaquio, de aproximadamente 1 mm de ancho y 35 mm de largo conecta el oído medio con la nasofaringe y su función es igualar la presión del oído medio con la de la atmósfera.

     Anatomía del oído interno:

El oído interno se encuentra alojado profundamente en el hueso temporal y está formado por una serie de estructuras complejas que se encargan de la audición y el equilibrio del ser humano.

La cóclea y los canales semicirculares constituyen el laberinto óseo. Los tres canales semicirculares (posterior, superior y lateral) intervienen en el equilibrio.

La cóclea es un tubo óseo con forma de caracol. El techo de la cóclea está revestido por la membrana vestibular y el suelo por la membrana basilar, en la cual descansa el órgano de Corti que es el responsable de la audición.

Dentro del laberinto óseo se encuentra el laberinto membranoso sumergido en un líquido llamado perilinfa. El laberinto membranoso incluye utrículo,sáculo y canales semicircularesconducto coclear y órgano de Corti; contiene, además, un líquido llamado endolinfa.

Entre estos dos líquidos se establece un delicado equilibrio; muchos trastornos del oído se deben a alteraciones de éste.

 

Conclusión

Los ruidos o sonidos no deseados constituyen uno de los problemas ocupacionales que afectan la salud más generalizados. Son una consecuencia de muchos procesos industriales.  La exposición a niveles elevados de ruido causa la pérdida de la audición y también puede provocar otros efectos perjudiciales para la salud. La extensión del daño depende principalmente de la intensidad del ruido y la duración de la exposición. La pérdida de la audición producida por los ruidos puede ser temporal o permanente. La pérdida temporal resulta de la exposición a ruidos por corto plazo; la audición se normaliza después de un período de descanso. Generalmente, la exposición prolongada a niveles elevados de ruido, durante cierto período de tiempo, puede causar un daño permanente. La Administración de Seguridad y Salud Ocupacional (OSHA, por sus siglas en inglés) requiere que se establezca un Programa de Protección Auditiva (HCP, por sus siglas en inglés) formal cuando se determina que los niveles de ruido alcanzan o son superiores a los 85 decibeles durante un período promedio ponderado de 8 horas

 

Reservá tus vacaciones

Fotografía