Inicio EXPOSICIÓN A LAS VIBRACIONES
Array

EXPOSICIÓN A LAS VIBRACIONES

Los trabajadores se exponen todos los días a vibraciones en sus trabajos, estas vibraciones pueden ser de máquinas en una fábrica donde presentan desgaste, deterioro o simplemente están funcionando mal.
Se entiende por vibraciones cualquier movimiento oscilante que efectúa una partícula alrededor de un punto fijo. Este movimiento puede ser regular o aleatorio en dirección, frecuencia y/o intensidad. Son más habituales aquellas vibraciones aleatorias. Pueden provenir del tránsito de la calle, autopistas por el tránsito automotor, trenes, aviones, y otros.
Como mencione, las vibraciones pueden estar en varios sectores, no obstante, tomare como ejemplo, las que existen en máquinas deterioradas de una fábrica, o las de empresas constructoras que utilizan martillos neumáticos, taladros, etc. donde el trabajador se encuentra expuesto a altas vibraciones muy peligrosas durante su jornada laboral.

Las vibraciones se clasifican según:
-La parte del cuerpo a la que afectan: Vibraciones globales: afectan al cuerpo en su totalidad. Vibraciones parciales: afectan a partes del cuerpo. Las más conocidas son las vibraciones mano-brazo.
Son muchas las maneras en que los empleadores y trabajadores pueden procurar reducir la exposición a las vibraciones, tales como:
Todos los trabajadores deberían ser informados acerca del peligro potencial de las vibraciones, ser capacitados en referencia a la necesidad del mantenimiento regular de las herramientas.
La prevención temprana a través del control de las exposiciones y la rápida notificación de los signos y síntomas iniciales de exposición a la vibración pueden reducir de modo drástico los efectos crónicos en la salud.
Los niveles de vibración en el cuerpo entero se pueden reducir frecuentemente por medio del aislamiento contra las vibraciones y de la instalación de sistemas de suspensión entre el operador y la superficie que vibra.
La vibración de brazos y manos puede resultar más difícil de controlar, pero la selección y mantenimiento apropiados de las herramientas pueden reducir drásticamente la exposición a las vibraciones.
Los niveles de vibración asociados con las herramientas mecánicas manuales dependen de las características de las herramientas, incluidos su tamaño, peso, método de propulsión, posición de la manija y el mecanismo impulsor de la herramienta.
Cuando sea posible se dará preferencia a la reducción de las vibraciones en las fuentes. Para ello puede ser necesario reducir las ondulaciones del terreno o la velocidad de desplazamiento.
Otros medios para reducir la transmisión de vibraciones a los operarios, exige comprender las características del entorno de las vibraciones y la ruta de transmisión de las vibraciones al cuerpo.
Se pueden diseñar asientos de vehículos a motor para atenuar las vibraciones.
La prevención de las lesiones o trastornos causados por vibraciones transmitidas a las manos, exige la implantación de procedimientos: técnicos, médicos y administrativos.
También debería facilitarse asesoramiento adecuado a los fabricantes y usuarios de herramientas vibrantes.
Las medidas administrativas deberían incluir una información y formación adecuadas para enseñar a los operarios que trabajan en maquinaria vibrante a adoptar métodos de trabajo correctos y seguros.
Contribuir al desarrollo de nuevas herramientas.
Comprobar la vibración de las herramientas en el momento de su adquisición.
Verificar las condiciones de mantenimiento.
Valorar la exposición humana a la vibración en el lugar de trabajo.
La prevención principal es a través de la eliminación de la vibración y de las sacudidas excesivas puede obtenerse mediante una mayor ergonomía en el diseño de las herramientas.
En situaciones de alto riesgo, la rotación de trabajos, los períodos de descanso y la reducción de la intensidad y duración de la exposición pueden ayudar a reducir el riesgo de los efectos nocivos contra la salud.
Evitar levantar cargas o inclinarse inmediatamente después de haber estado sometido a vibraciones.

Como se puede apreciar, podemos afirmar que las vibraciones son peligrosas, pero si tomamos las medidas de prevención necesarias se podrán evitar sus consecuencias indeseadas.

Reservá tus vacaciones

Fotografía