Inicio Operativa para importar una franquicia.
Array

Operativa para importar una franquicia.

Se define la franquicia como un método de comercialización de productos y/o servicios en el que una empresa –el franquiciador– concede a otra persona física o jurídica – el franquiciante–, a través del contrato de franquicia, el derecho a reproducir su concepto de negocio en exclusiva en un territorio determinado, durante un periodo de tiempo fijado en el mismo contrato.

A la hora de importar una franquicia es importante no dejar de lado cuestiones como: el capital que se posee para invertir, investigar a fondo en webs o en exposiciones. También es importante contactar a las empresas para poder solicitarles información y concretar una entrevista para saber los requisitos que impone y que beneficios nos pueden ser otorgados.

Cabe destacar que realizar un análisis FODA (fortalezas, oportunidades, debilidades y amenazas) es necesario para poder concluir si es viable o no esta franquicia.

Es ventajoso para el franquiciante ya que minimiza los riesgos en cuanto a llevar un negocio que no esta consolidado, en cambio utilizará una marca que es conocida en el mercado.

Se debe tener en cuenta que no todas las empresas están dispuestas a ubicar una franquicia en nuestro país debido a la situación económica actual o porque aún no se han expandido de tal manera que puedan llegar a Argentina.

Luego de haber recopilado los datos y analizado la información que nos otorga el franquiciador y si ésta nos parece conveniente, se procede a la confección del contrato de franquicia el cual contendrá las cláusulas con las obligaciones de cada parte.

Los pasos a seguir para obtener la franquicia son:

1-Firma del pre-contrato

2- Búsqueda del local

3- Firma del contrato de franquicia

4-Adecuación del local

5-Selección del personal

6-Curso de formación

7-Apertura y plan de lanzamiento

8-Asistencia en la apertura del centro

Para poder obtenerla debe firmarse el contrato de franquicia (contrato Oneroso; Conmutativo; No formal; Atípico; Consensual y Bilateral.) que consta de los siguientes elementos:

-Licencia de la marca: el franquiciado es autorizado a vender los bienes y/o servicios que esta ofrece.

-Transferencia del know-how: es una transferencia del conocimiento técnico y de los procedimientos que el franquiciador otorga al franquiciante.

-Regalías: debe pagar una suma por sus ventas o ingresos.

-Territorio: la zona geográfica donde va a operar la franquicia.

-Plazos: puede contener o no la duración del contrato.

-Y demás cláusulas que el franquiciador y franquiciante imponga.

Las empresas franquiciadoras suelen asistir al franquiciado en todo momento, desde la firma del preecontrato, el contrato y a la hora de abrir la franquicia en el país.

Generalmente para poder importar una franquicia, los requerimientos monetarios son altos pero reflejan directamente en las futuras ganancias, ya que una empresa reconocida internacionalmente, establecida en el país, genera en los potenciales clientes un interés o bien una curiosidad, por sobre el consumo de productos semejantes de producción nacional.

Reservá tus vacaciones

Fotografía