Inicio Luego del huracán Matthew, ¿El turismo es la salvación?
Array

Luego del huracán Matthew, ¿El turismo es la salvación?

El huracán Matthew fue uno de los más grandes y devastadores huracanes recordados después del que azotó el área del caribe en 2007.

La costa sur de Haití fue una de las más afectadas, donde dejó centenares de muertos, miles de desplazados y mucho dolor. No solo tuvieron que enfrentar este huracán sino también Nicole, que llego tan solo dos días después, pero con una categoría menor en la escala de huracanes de Saffir-Simpson.

El gobierno y los funcionarios de turismo de Haití, Las Bahamas y Las Bermudas, trabajaron muy duro para volver a la normalidad y cotidianeidad de recibir visitantes.

Las autoridades de Haití, resaltan que la mayoría de la infraestructura turística permanece intacta a pesar del impacto del huracán. Es justamente en el sur de este país donde se encuentra la mayor cantidad de sitios de interés para los turistas y la oferta hotelera más grande, situados a los alrededores de la capital.

Los fuertes vientos y la gran tormenta ocasionada por semejante fenómeno, causaron la muerte de más de mil habitantes, inundando varias zonas del país y destruyendo muchos hogares y negocios.

Sin embargo, los funcionarios del Ministerio de Turismo de Haití, la Asociación de Turismo y la Red Nacional de Operadores de Turismo Solidario, aseguran que en un 90% la infraestructura turística no se ha visto dañada y está lista para recibir a los huéspedes. Ellos creen que la mejor forma de salir adelante de este trágico incidente es reactivar la economía a través del turismo y fomentar el viaje para actividades de negocio, ocio, visitar familiares y amigos. Ya que es una forma positiva y constructiva de  promover el empleo y la sostenibilidad.

El panorama en el área de las Bahamas fue totalmente diferente, ya que estaban preparados y precavidos ante el huracán, y la limpieza comenzó apenas terminado el fenómeno.

Según los funcionarios del Caribbean Hotel & Tourism Association (CHTA) los lugares más afectados fueron la Isla de Grand Bahama, al norte y el centro de Andros y las islas Berry. El distrito de Freeport también se está recuperando lentamente y la energía eléctrica está siendo restaurada.

El Huracan Nicole también arrasó con techos, inundó casas y rutas, dejó arboles caídos por doquier y cortó la energía eléctrica de varias zonas, pero a pesar de esto no hubieron víctimas ni daños catastróficos reportados. El gobierno de las Bahamas envió cuadrillas para despejar las carreteras e ingenieros para inspeccionar la infraestructura del lugar.

La recuperación y restauración de estos lugares será lenta y con mucho trabajo, pero a pesar de eso se están recibiendo donaciones de dinero en efectivo y equipos. El CHTA está desarrollando una iniciativa de recaudación de fondos a través del canal de subastas en línea de CharityBuzz.com. Hoteleros regionales han sido invitados para donar noches en las habitaciones dentro de la subasta y así beneficiar a los residentes de Haití y las Bahamas.

Por su parte Argentina también se solidarizó con los afectados. Cascos blancos viajaron al país centroamericano para reforzar la atención primaria de la salud.

Los médicos recién llegados nuevamente al país declaran: “fue como si un trazo hubiera dibujado la destrucción. La gente está sin techos a la intemperie.” Y el problema aún mayor es que están siendo afectados por el cólera.

Referencias:

http://www.travelpulse.com/news/destinations/how-caribbean-destinations-are-working-to-recover-from-matthew.html

http://tn.com.ar/internacional/la-ayuda-argentina-en-haiti-despues-del-huracan-matthew_749703

Artículo anteriorDespacho de Oficio
Artículo siguienteFranquicias

Reservá tus vacaciones

Fotografía