Inicio ¿COMO DARLE CONFIABILIDAD A CADA CLIENTE?
Array

¿COMO DARLE CONFIABILIDAD A CADA CLIENTE?

¿Cómo darle confiabilidad a cada cliente?

Autor: Lucas Chaile

1° Año de T.S. en Logística

(Metodología de la Investigación)

Si quieres tener compradores leales, procura cumplir siempre con tus promesas y sus expectativas.

Piensa en una firma que te dé confianza; en una marca en la que confíes de tal manera que estás dispuesto a darle tu información personal y recomendársela a tus amigos; una a la cual elijas siempre por encima de cualquier otra. Como emprendedor en un mercado de desconfianza, lograr este sentido de confiabilidad es el primer paso para alcanzar la lealtad de los consumidores.

Las empresas orientadas al cliente establecen un diálogo sincero con cada uno de sus clientes, ofreciendo respuestas personalizadas a sus necesidades cambiantes y generando un valor superior para cada uno de ellos.

La confianza es la seguridad que el cliente tiene en los beneficios de una determinada marca, producto o servicio. La confianza se gana en cada contacto y en cada uso del producto o servicio. Su base reside en la credibilidad, la imagen y las experiencias pasadas.

El nivel de confianza para realizar la primera adquisición depende de la importancia del producto o servicio para el comprador, el precio y la vida útil del mismo. Si el producto tiene poca importancia para el usuario, el nivel de confianza para comprar por primera vez será bajo. Si el producto tiene un precio elevado, será necesario tener un nivel de confianza alto. Igualmente, si la vida útil del producto es grande, será necesario un nivel de confianza alto. Con ciertos productos serán necesarias varias compras e interacciones con el cliente para ganarse su confianza. Sin embargo, con otros productos o servicios que sean importantes para el comprador, su precio de venta sea elevado o su vida útil sea larga, será necesario ganarse la confianza del cliente para vendérselos.

La confianza es uno de los pilares clave de la fidelidad. Sin confianza no hay lealtad.

El mayor reto es a lo que se le conoce como la fragilidad de la confianza. La confianza se adquiere difícil y se pierde fácil.

Para construir confianza, tus clientes necesitan saber:

* Que te preocupan sus intereses y que eres capaz de cumplir tus promesas ya que eres único y auténtico.

Para conseguir consumidores leales que confían en tu servicio, aplica estas técnicas:

Enfócate en hacer bien tu trabajo

La mayoría de las empresas se preocupan demasiado en si son o no confiables, mejor, usa esa energía en entregar lo que prometes y en ofrecer el mejor servicio. Ésa es la mejor estrategia para conseguir que la gente confíe en ti.

Sé transparente con tus errores

Naturalmente las personas prefieren esconder sus errores, sin embargo, para conseguir confianza debes ser lo más directo y abierto posible. Cualquier indicio de secrecía, ocultamiento o deshonestidad minará la confianza del público. Cuando cometes un error, enfréntalo inmediatamente y sigue adelante.

Cuando un empleado comete un error, lo primero que debe hacer es no esconderlo, les hacemos saber que inmediatamente encontraremos un equipo de gente que pueda resolverlo. Y así no será despedido. De esta manera, los empleados se sienten motivados a enfrentar sus errores sin miedo, por lo que se sienten cómodos al poner las necesidades de los clientes primero.

Por ejemplo, una empresa de pagos por Internet, desapareció por algunos años, lo que significa una eternidad en el mundo de la tecnología. Explicaron su problema en tiempo real a través de su blog, compartiendo lo ocurrido y cómo estaban trabajando para arreglarlo. Para su sorpresa la gente respondió positivamente.

Mantente vigilante

Construir confianza no es algo que se hace una vez, sino que es algo que se demuestra cada vez que un cliente usa un producto o servicio. Construir confianza y mantenerla requiere de vigilancia y de esfuerzo constante.

Lograr la satisfacción del cliente debe ser el objetivo de todos los departamentos.

Todos los esfuerzos de ventas, atención al cliente, marketing, logística, fabricación, finanzas, administración, informática y recursos humanos se dirigen para conseguir y mantener la lealtad de los clientes. No importa si el departamento en cuestión tiene o no tiene contacto directo con el cliente.

Conclusión:

Si estás pensando en si este esfuerzo vale o no la pena, piénsalo de esta manera: Cumplir con tus promesas es lo que constituye tu empresa. Si no las cumples, no hay ningún perdón que lo arregle.

Reservá tus vacaciones

Fotografía