Inicio Venecia… un lugar de ensueños…
Array

Venecia… un lugar de ensueños…

Llegar a Venecia es una de las experiencias más impresionantes que pueden existir. Desde el momento en el que uno baja del avión, comienza la aventura.

Venecia es una ciudad llena de historia, con 118 Islas unidas a través de puentes. A causa de la marea alta, suele inundarse con frecuencia, sobre todo en otoño y primavera.

Al llegar, uno debe acercarse a las oficinas que allí se encuentran, para contratar el servicio de traslado a la ciudad.

Recomendación: si bien es más cómodo ir en lancha, es más costoso. Para hacer de la experiencia más económica se puede ir en autobús. Lo más conveniente es reservar previamente el alojamiento,  hacerlo con dos meses mínimo de antelación, y si es cerca de la zona céntrica aún mejor.

Como experiencia, uno tiene que vivir Venecia tanto en vaporetto o góndola, que es la forma de viajar por agua, como así también recorrerla a pie. Perderse en las callecitas de Venecia puede llegar a ser mágico. Cada edificio tiene un encanto particular, y hay que estar atento y con los ojos bien abiertos porque pueden encontrar pinturas y esculturas en los lugares menos pensados.

Una vez en la ciudad, los lugares más típicos por conocer son la plaza de San Marcos y la Basílica de San Marcos. Aunque no sea muy devoto es una recomendación entrar, la basílica es muy hermosa, tanto por dentro como por fuera. Si tiene tiempo, recuerde subir al campanario de la Basílica de San Marcos, a veces las filas pueden ser eternas, por eso conviene sacar el ticket unos días antes.

Si se encuentra allí, el Palacio Ducal está a un paso. Es cierto que para entrar hay un horario, pero es bastante amplio. Abre a las 8:30hs y cierra a las 19hs.

Existen muchos puentes en Venecia que permiten el cruce de un lado al otro, pero si no dispone de mucho tiempo, los puentes que se recomiendan visitar son el puente Rialto, es tan hermoso pasar por debajo como estar desde arriba apreciando el paisaje,  muy cerca se puede visitar el mercado Rialto, y el puente de los Suspiros, por su historia. Cuentan que sobre ese puente realizaban sus últimos pasos los prisioneros destinados a morir. Y ha quedado ese nombre porque se oían sus plegarias, pidiendo por sus almas.

Comer en Venecia puede ser bastante costoso, pero si uno camina y busca puede encontrar lugares más económicos. Al recorrer los restaurantes, uno nota diferencia de precios si come en la mesa o si lo hace en la barra. Como recomendación, son muy ricos los platos con mariscos, pero las pizzas pueden ser fantásticas también! La pizzería Antico Forno, tiene un valor que oscila entre los 5 euros y los 10 euros.

Hay cafeterías por todos lados y mucha pastelería. Tortas por doquier, y Tiramisú del más rico. Cerca de la Plaza San Marcos, pueden encontrar el Café Florian y el Café Quadri, donde las consumiciones mínimas rondan en los 10 euros.

Para salir a la noche, Venecia no tiene mucho movimiento. Si uno quiere salir a un boliche, se debe acercar a la zona de Lido o a algún bar que pasan música y abren el espacio para quien desee bailar, como es el caso de Piccolo Mondo. Pero sino, puede tomar algún aperitivo en algún bar, el Spritz es un cóctel preparado con vino blanco, agua con gas y campari, aperol o cynar, que lleva una rodaja de naranja o aceituna que acompaña.

Otra actividad característica, suelen ser algunas bandas que tocan en bares. Y sino, como una experiencia distinta, es ir al Harry´s Bar, en la calle Vallaresco, este bar es uno de los más conocidos, ya que se encuentra el creador del trago Bellini. Es una bebida de prosecco, zumo de durazno y granadina. Muchas celebridades han pasado por allí.

Recorrer la ciudad de noche también es un encanto, ver las luces de la ciudad es una experiencia difícil de olvidar.

Viajar, recorrer, transitar Venecia es una experiencia maravillosa! La gente de allí es muy encantadora, te ayudan y te guían para que no te quede nada por visitar.

Saque fotos, y converse con la gente local y demás turistas, viajar es un poco eso, conocer, ¡pero conocer todo!

Artículo anteriorpaso de los libres
Artículo siguientePatrimonio

Reservá tus vacaciones

Fotografía