Inicio El NAFTA y la migración.
Array

El NAFTA y la migración.

Relación de EE.UU y México, creció la migración de ciudadanos mexicanos hacia Norteamérica.

   Frontera México – Estados Unidos.

La relación de Estados Unidos con México ha tenido grandes cambios a lo largo del tiempo.
En el siglo XIX y XX, la relación estuvo marcada por la desconfianza. En 1847 se desató una guerra entre estos dos países, donde México perdió más de dos millones de kilómetros cuadrados de su territorio.
Los años posteriores a la Revolución mexicana (siglo XX), estuvieron marcados por la desconfianza, el conflicto y la fricción. Durante ese tiempo, México afirmó su soberanía de varias maneras, entre las que destacaron: la expropiación de propiedades y empresas de ciudadanos estadounidenses.

 

 

Entre 1939 y 1946, durante la segunda guerra mundial, se entablaron buenas relaciones de cooperación mutua. En la década de los cuarenta se vuelven aliados por su participación en la guerra. Establecieron programas para los trabajadores que emigraban a Estados Unidos. Esto ocasionó una gran demanda de trabajadores para ese país.

México sufrió una de sus peores crisis en los años ochenta, y Estados Unidos ayudó con su rescate. A finales de los ochenta, se propusieron acuerdos para la creación de instituciones que resolvieran los problemas en el área comercial. México ingresó al GATT (Acuerdo General sobre Comercio y Aranceles) en el año 1986.

 El NAFTA es un acuerdo regional entre el gobierno de Canadá, el Gobierno de México y el Gobierno de los Estados Unidos de América, para crear una zona de libre comercio.
Fue firmado en 1993 con el fin de eliminar y reducir las barreras comerciales en inversiones, productos y servicios. Se eliminaron gran parte de los aranceles, y esto permitió un libre acceso a los mercados de Canadá, Estados Unidos y México, en áreas como publicidad, transporte, la banca, telecomunicaciones, seguros, agricultura, etc. El tratado entró en vigor el 1 de enero de 1994. Este bloque comercial trilateral, tiene la combinación de Producto Interno Bruto (PIB), más grande del mundo.

Los principales objetivos del NAFTA: Facilitar los movimientos fronterizos de bienes y servicios, eliminar las barreras al comercio, aumentar las oportunidades de los países, proteger y hacer cumplir los derechos de propiedad intelectual en cada país y establecer un marco para la cooperación trilateral para extender los beneficios del acuerdo.
 El NAFTA fue fundamental para reactivar la economía mexicana, aunque esto causó una gran dependencia de la economía mexicana hacia la estadounidense.
Gracias a este tratado, para finales del siglo XX, México fue el segundo socio comercial más importante para Estados Unidos (después de Canadá), y así se creó una mayor confianza y un mayor compromiso para la creación de acuerdos posteriores.
El principal problema con la firma de este tratado, fue la gran dependencia de México hacia Estados Unidos.
México no implementó las políticas necesarias para llevar su mercado hacia otros como, Asia, Europa y América Latina.

La firma del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, benefició las relaciones entre Estados Unidos y México, pero también, existían los fenómenos internos y los diversos intereses entre estos dos países que hicieron que su agenda bilateral haya sido conflictiva y compleja a pesar de ser socios comerciales.

La migración, fue un tema de gran relevancia relacionado con Estados Unidos y México. Ha sido un tema que ha tensado su relación.
Las relaciones estadounidenses hacia su vecino del sur a lo largo de los años, han estado marcadas por la desconfianza hacia su gobierno, su estructura social, sus instituciones, su ineficacia, su corrupción y la incapacidad de su economía y de su clase política para poder retener a la población y evitar la migración hacia su territorio.

El gobierno estadounidense pensó que el estado mexicano era incapaz de resolver los problemas de la población mexicana, como el grave desempleo, que es lo que causa las grandes cantidades de migrantes mexicanos que se encuentran en Estados Unidos en búsqueda de una mejor calidad de vida.
México es uno de los países con mayor número de migrantes, porque se caracteriza por ser un país de origen y tránsito de migrantes. La frontera del norte es el lugar de escape para la población en condiciones pobreza y desempleo. La migración presentó beneficios para la economía mexicana.

Actualmente, México es la principal fuente de migrantes hacia Estados Unidos. En el año 2001, el gobierno mexicano, propuso una negociación para la firma de un acuerdo migratorio integral, que incluía la vigilancia y la seguridad de la frontera hasta cuestiones de amnistía, documentación y derechos de los inmigrantes mexicanos.
Asimismo, la cifra de migrantes mexicanos en Estados Unidos disminuyó de 12 millones 950 mil. A 12 millones 050 mil, entre 2013 y 2015.

Estados Unidos recibió tanto a personas con estatus legal e ilegal. Se puede establecer que la llegada de habitantes benefició sus resultados económicos, laborales y fueron a enriquecerlos como sociedad.
A pesar de que algunos estén en contra de la llegada de migrantes, Estados Unidos, se benefició de la gran diversidad que le ha dejado la migración.  Ingresó mano de obra nueva y joven, incluso dispuesta a aceptar un menor salario, llegaron profesionales preparados y de la misma forma dispuestos a aportar a la generación de riqueza, de ideas y culturas diferentes. En pocas palabras, la migración permitió generar más dinamismo en el país receptor.

En mi opinión, México tendría que mejorar su calidad de vida para mantener a sus habitantes satisfechos de vivir en su país, y no teniendo la necesidad de cruzar la frontera e ir a Estados Unidos en busca de algo mejor que su propio país no se lo puede dar.
Investigando, descubrí que muchos padres de familia, que no consiguen empleo en México, se van a Estados Unidos. Atrás de ese padre o madre, hay una familia, que a pesar de que es un beneficio el poder conseguir un empleo allí, sufre mucho extrañando a sus seres queridos.

 

Reservá tus vacaciones

Fotografía