22 julio, 2024

Por Alberto Carnabuci.

El 12 de Octubre de 1916 asume la presidencia Hipólito Yrigoyen, primer presidente elegido por la ley Sáenz Peña, que sancionaba el un nuevo sistema electoral donde el voto era:

  • Obligatorio, ya que todos debían votar,
  • Único porque cada voto valía lo mismo que del otro,
  • Secreto, para que nadie supiera a quien se votaba, y
  • Universal, porque votaban todos (hasta 1949 solo los varones).

Antecedentes

Desde 1857, mediante la ley 140, se utilizaba un tipo de voto, al que la posteridad lo califica como «cantado». Los sufragios se realizaban en los atrios de las iglesias católicas. El voto era optativo y debía emitirse en forma oral. Solo los varones mayores de 21 años podían votar.

De más esta decir que quienes dirigían esa mesa de votación, en general, era el partido gobernante,  y si el votante nombraba a alguien diferente al candidato por ellos propuesto, la pelea estaba servida. Se decía que quien ganaba la mesa, ganaba la votación. Dicha pelea podía ser a golpes de puño, con facon o armas de fuego.

Con esta ley se voto a los siguientes presidentes: Derqui (1860), Mitre (1862), Sarmiento (1868), Avellaneda (1874), Roca (1880 y 1898), Juárez Celman (1886), Luis Sáenz Peña (1892), Quintana (1904) y Roque Sáenz Peña (1910).

Cuando este último fue elegido presidente, en su mensaje durante la jura ante el Congreso prometió una reforma electoral que permitiera la representación de las minorías.

El 10 de Febrero de 1912 se sanciona la ley 8.871 la cual establecía el voto universal, secreto y obligatorio para todos los ciudadanos argentinos, hombres, nativo o naturalizados, mayores de 18 años, que residieran en la Nación y estuvieran inscritos en el padrón electoral.

Sus autores fueron el mismísimo presidente Roque Sáenz Peña (de ahí el nombre de la ley) y su ministro del interior Idalecio Gómez.

¿Quien era Roque Sáenz Peña?

Resulta extraño que un presidente que llega al poder por un sistema deficiente, discrecional y que permitía el uso de la fuerza publica, decidiera cambiarlo.

La historia comienza en 1892 cuando, con apoyo de la Unión Cívica y el presidente Pellegrini, que había reemplazado a Juárez Celman, fue postulado como candidato a presidente, pero Roca y Mitre postularon a su padre, Luis Sáenz Peña, haciéndolo renunciar a la candidatura para no competir con él.

Cuando en 1903 se fractura el Partido Autonomista Nacional, ante la promesa incumplida de Roca de postular a Pellegrini como su sucesor en favor de Quintana, se crea el ala reformista del partido que tenia como lideres al mismo Pellegrini y a Roque Sáenz Peña. Este sector tenia como objetivo una mayor representación de la Unión Cívica Radical y del Socialismo, para darle cabida a los problemas de la calle en el Congreso. Pero detrás de eso quería que ni el movimiento obrero ni el anarquismo surgieran.

La cosa se definió en 1905, cuando una fallida revolución radical hiere de muerte la presidencia de Quintana, haciendo que este renunciara en favor de su vicepresidente Figueroa Alcorta. La muerte, en 1906, de Pellegrini, Mitre y Quintana dejan el camino libre a Roque Sáenz Peña para la llegada al gobierno.

Otro factor, también presionaba para que la situación se definiera a favor de Roque. Hipólito Yrigoyen, radial revolucionario, que participo en todas las revoluciones radicales (1890, 1893 y 1905, esta ultima liderándola), presionaba por una mayor participación de los que menos tenían en la elección de sus representantes.

Días antes de asumir la presidencia, Roque se reunió con Hipólito Yrigoyen y le propuso que abandonara la vida revolucionaria  mientras que él se comprometía a darle una salida democrática para poder impedir el fraude electoral.

[md_item prop=ley saenz peña importancia element=h2]

Su aplicación

Roque Sáenz Peña cumple con su promesa y dos años después la ley 8.871 era un hecho y se puso en práctica en abril de ese año, para las elecciones de abril en Santa Fe y Buenos Aires.

Pero la salud del presidente estaba deteriorada y tuvo que renunciar en 1914, muriendo antes de ver plasmada su ley en una votación presidencial. Su sucesor Victorino de la Plaza sufrió todo tipo de presiones para derogar la ley, pero las soporto y la aplico en las votaciones presidenciales de abril de 1916

Hipólito Yrigoyen gana por el 46,83 % contra el 21,57 % de su contrincante conservador Ángel Rojas. Y asume la presidencia el 12 de Octubre de 1916.

A partir de ahí se eligieron mediante esa ley (con las modificaciones) Yrigoyen (1916 y 1928), Alvear (1922), Justo (1932), Ortiz (1938), Perón (1946, 1952 y 1973), Frondizi (1958), Illia (1963), Campora (1973), Alfonsín (1983), Menem (1989 y 1995), De La Rua (1999), Kirchner (2003), Fernández de Kirchner (2007 y 2011) y Macri (2015).

La llegada de Yrigoyen al poder significo que el pueblo comenzara a participar en las elecciones de sus representantes. Ese fue el primer paso de la participación de las minorías en las decisiones de gobierno, y ya no se los pudo dejar de lado nunca mas.

Es verdad que hubo interrupciones del orden constitucional, pero las presiones siempre se hicieron fuertes y jamás se pudo gobernar nunca más sin pensar en las minorías.

Por ello es importante la evocación de esta fecha tan importante para la democracia Argentina.

 

0 comentarios en «El Centenario de la aplicación de la Ley Saenz Peña»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *