[ad_1]
El arresto domiciliario de Tiziano Renzi y Laura Bovoli, padres del ex primer ministro italiano, Matteo Renzi, ha supuesto una bomba política. La Fiscalía de Florencia los acusa de presunta quiebra fraudulenta, emisiones y utilización de facturas para operaciones inexistentes, y no pagar la seguridad social de sus trabajadores. Habrían hecho desaparecer el dinero de tres cooperativas abandonadas al fracaso. En arresto domiciliario se encuentra también el administrador de una de las cooperativas y hay otras personas indagadas.

La Fiscalía ha adoptado la medida del arresto por el «peligro de que cometan delitos de la misma especie». Los padres de Renzi, que superan los 70 años, viven en Rignano Sull’Arno, cerca de Florencia. Nada más conocer la noticia, Matteo Renzi apuntó a una conjura: «Estoy conmocionado, sin palabras. Es una medida desproporcionada, según me dicen quienes saben de estas cosas. Algo injusto que no me esperaba», dijo Renzi, quien tras la noticia suspendió una conferencia de prensa para este martes en el Senado.

El ex primer ministro y hoy senador expresó su amargura con algunos parlamentarios de su confianza: «Toda la culpa es mía. Si no estuviera en política, sobre mis padres no habría caído este fango». En un largo post en su página de Facebook, Matteo Renzi expresó su confianza en la justicia italiana: «Pienso que todos los ciudadanos son iguales ante la ley. Estoy deseando asistir al proceso, porque quien ha leído los documentos me garantiza que nunca ha visto un procedimiento tan absurdo. Jamás».

«No cedo ni un centímetro»
Matteo Renzi establece una relación entre su actividad política y los problemas judiciales en que se han visto envueltos sus padres y él mismo: «Esto sucede porque he intentado cambiar este país. Si alguien piensa en quitarme de en medio con la estrategia judicial, se equivoca completamente. Debe quedar claro a todos que yo no cedo ni un centímetro».

El ex primer ministro y su círculo más próximo del Partido Democrático respiran aire de complot. «El objetivo es limpiar al Partido Democrático de Renzi», afirman los allegados del exalcalde de Florencia, que se sienten bajo ataque por el procedimiento abierto en la Fiscalía de la capital toscana. Advierten como algo llamativo que algunos parlamentarios del Movimiento 5 Estrellas hubieran filtrado la noticia a la prensa antes de que se hiciera pública, anticipando que estaba a punto de llegarle a Renzi una «bomba política».

Ante algunas críticas recibidas por ver un complot en el arresto domiciliario de sus padres, Matteo Renzi comentó: «No grito al complot, pero la detención de mis padres es una obra maestra mediática». El vicepresidente del gobierno y ministro del Interior, Matteo Salvini, confesó: «¿Los padres de Renzi arrestados? Nada que celebrar».
[ad_2]

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here