[ad_1]

Más allá que uno pueda o no coincidir con sus conceptos, si hay algo que no se le puede discutir a Mario Pergolini es su frontalidad a la hora de decir su verdad, y esto volvió a quedar de manifiesto durante la entrevista que el conductor radial le brindó a LNE, el ciclo que Luis Novaresio conduce a través de A24.

Entre otras cosas, el ex CQC afirmó que “me apresuré al decir que la radio se terminaba en 5 años” y que “será en diez”; que “el poder hoy es tener información y saber usarla” y que “Facebook favorece la grieta” ya que “sólo lees los que piensan como vos”.

“La televisión ha sobrepasado esto de las audiencias. Es la primera vez donde las audiencias están definidas en sus edades por el dispositivo con el que consumen el entretenimiento. La gente no ve Netflix en sus teléfonos, el sub 25 prefiere una pantalla más grande pero no alquilaría un departamento pensando en el cable. Nos guste o no nos guste, no hay nadie menor de 25 años escuchando radio, nadie piensa en esta generación tecnológica que se va a perder algo. Esto nos va a traer un grave problema publicitario, se está poniendo muy difícil tener recursos humanos con la pauta publicitaria. La publicidad no está yendo a los medios tradicionales”, se explayó con respecto a la situación actual de los medios de comunicación, al tiempo que, en ese contexto, elogió a la figura de Daniel Hadad al decir que “es nuestro adulto de esta generación que entendió los medios en los últimos 15 años. Lo entendió cuando hizo una radio de rock nacional, hizo Radio 10 basado en cosas muy claras e Infobae lo diseñó haciendo mucho uso de la Big data, diciendo esto es lo que quieren, esto es lo que están charlando, le damos prioridad. Es una persona que admiro mucho”

“A ninguno de nosotros se nos hubiera ocurrido hacer un programa gratis por semana quedándonos con el uno por ciento de la recaudación. Hay unos pocos que ganan buen dinero, el resto regala su talento por vanidad.
A mí me dicen en la calle que vuelva Caiga quien caiga, y yo les digo ´es una melancolía lo que me planteas´. Competiría con memes, no tendría tiempo a desarrollar el chiste. Yo creo que vienen momentos muy confusos para los medios tradicionales”, agregó al respecto.

Como no podía ser de otra manera, el director artístico de Vorterix también se refirió a su viejo “archienemigo”, Marcelo Tinelli.  “Yo soy el número uno que no quería ser Tinelli. Yo creo que en la vieja estructura de qué es un conductor Tinelli ha cumplido con los requisitos necesarios para llegar las masas, ha hecho cosas para masas a niveles increíbles, pero hoy es un tipo que le habla a mujeres mayores de 55 años. ¿Hoy sería más lógico decir que es el programa más visto? Yo creo que en otra época representaba ser todo lo que era la televisión, pero hoy en día mientras Tinelli tiene 17 puntos en la web hay youtubers o productos con muchísima más audiencia poniendo un videito de 20 minutos. Es la expresión de ese entretenimiento que se sigue consumiendo de esa forma”, sentenció.

Por otro lado, el ex conductor de ¿Cuál es? se refirió a la coyuntura política de nuestro país. “En Cristina veo a  otra persona que me ha cambiado con el tiempo. Creo que es una mujer pedante, que sólo trabajó para su núcleo. Ahora el problema más grande que tiene es cómo sigue con esa postura de yo no conozco a ninguno, es un poco infantil, ¿no viste nada, no hay un momento donde agachás la cabeza, donde entendés que te equivocaste?, aunque sea de falsedad. Me da como no afloja en ningún momento, qué pedante. Si la tuviera enfrente le preguntaría ¿realmente crees que no robaron?”, expresó consultado sobre su imagen de la ex presidente.

“Me va cambiando la perspectiva de Macri. Como presidente de Boca lo tenía de una forma, como jefe de Gobierno creo que perdió dos años aprendiendo y como presidente le pasó lo mismo. Tiene sus puntos oscuros, porque cuando vienen de familias que han estado en la rosca es mala palabra. Entonces creo que el tipo tuvo que ver con eso y ahora está intentando hacer cosas que primero no se ven, a veces parece que no se dan cuenta que hay gente del otro lado. Pero le tengo un cierto optimismo”, afirmó con respecto al actual mandatario, a quien dijo que le preguntaría “si está gobernando para todos, ¿estás siendo a conciencia para todos, entendés de lo que se queja la gente?

“No veo televisión abierta básicamente. No puedo dejar de ver ciertos momentos centrales de los canales de noticia. Noticias veo, creo que tiene que ver con la edad mía. No tengo Twitter, no tengo Facebook y no tengo Whatsapp. ¿Se puede vivir sin esto?, sí, se puede, ni siquiera recibo mails en mi teléfono, apago mi teléfono a las siete de la tarde”, se sinceró el conductor, quien también habló de aquellas cosas que le provocaron dolor a lo largo de su carrera.

“Irme no fue sencillo, fue dejar una compañía con un amigo de toda la vida, antes al dueño de un canal lo conocías, hablaba con vos. Cuando vendemos Cuatro Cabezas fue toda una decisión, fue un momento. Irme de la radio de toda una vida yo no lo podía creer. El día que me fui de Rock & Pop me fui como el que le dan una noticia que no querés escuchar nunca. Tuve que frenar el auto y decir ¿a dónde voy, qué hice?”, confesó.

“Es muy difícil cuando estás en el medio. Nadie se te acerca para insultarte, todos te gritan genio, maestro, y es muy difícil manejarlo. Yo me he subido al caballo en algún momento y me bajaron los que me tenían que bajar. Es muy difícil entender que no somos nadie, nos dan premios, nos reconocen. Yo viví una época de Rock & Pop con 22, 23 años, que hacía “Malas compañías”, un programa que tenía el 70 por ciento del share. ¿Cómo hacés para frenar el tren? Me subí al tren e hice desastres. Me ubicó mucha gente, vengo de una familia que me ha tenido ubicada mucho tiempo, mi actual mujer llevo 27 años casado, Guebel me ayudó mucho”, reconoció, para luego concluir la charla hablando de si creía que había algo después de la muerte.

“Nos morimos y no hay nada. Leo mucho de ciencia, he sido educado en el cristianismo, tomé la comunión, mis hijos están todos bautizados, pero la verdad que es muy difícil creer en Dios, creo que a la Iglesia le está siendo muy difícil. Creo que le va a ser muy difícil a las religiones mantener esto.
El sentido de la vida es poder contagiar el entusiasmo a tus hijos, que sean decentes, honestos, que nada te garantiza tener el camino ideal, que el camino ideal lo vas a tener haciendo lo que te gusta. Creo que la felicidad son escasos momentos, en el día. Sería lindo poder decir que sí, pero es muy difícil caer sobre estereotipos”, cerró.

LEA MAS 

En el día de su cumpleaños, 53 frases de Mario Pergolini

Mario Pergolini: “La grieta es de un hartazgo insoportable”

El pasado “militante” de Mario Pergolini y su trabajo con Raúl Alfonsín: por qué renunció después del primer levantamiento carapintada

 

 

 

 

 

[ad_2]

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here