[ad_1]

El delantero brasileño Gabriel Jesus tuvo que ser reemplazado en el partido que el Manchester City se enfrentó al Crystal Palace por la fecha 21 después de sufrir una lesión, aparentemente en su rodilla derecha. Su preocupación fue tanta que abandonó el campo entre llantos y dolor.

El golpe pone en suspenso a todo un país. Las lágrimas del delantero de 20 años hicieron suponer que estaría en duda su participación en el Mundial de Rusia 2018, siendo una pieza clave en el equipo de Tite.

La jugada en cuestión se produjo a los 10 minutos del primer tiempo tras chocar con el mediocampista del conjunto local, Andros Townsend. La caída fue lo que provocó dolor en la pierna de Gabriel Jesus, que quedó tirado en el suelo y fue socorrido por el personal médico.

Parecía haberse recuperado y continuó jugando. Sin embargo, 10 minutos más tarde, se acercó a la línea, comenzó a tomarse la parte posterior de la pierna y se dejó caer en el césped. Las lágrimas comenzaron a brotar de los ojos del jugador, lo que alertó a la afición sobre la gravedad de la lesión. La cara de Pep Guardiola también denotaba preocupación.

Sergio Aguero reemplazó al atacante paulista, del cual todavía no existe un parte médico oficial pero ya comenzaron a circular los mensajes de apoyo por parte del club y los fanáticos.

Jesús sufrió varios problemas de lesiones desde que arribó a Manchester. Al comienzo del año, en febrero, sufrió una fractura del quinto metatarsiano del pie derecho. Posteriormente, en junio, un codazo de su compañero Nicolás Otamendi  le fisuró la órbita del ojo izquierdo en un amistoso entre Argentina y Brasil

 

LEA MÁS:

En camilla y con oxígeno: el duro golpe de Romelu Lukaku que lo obligó a abandonar el campo

El invencible Manchester City quiere cerrar el 2017 defendiendo su récord

Pep Guardiola elogió a Nicolás Otamendi y lo comparó con un superhéroe

[ad_2]

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here