Psicología

Estrés Laboral

                El estrés laboral es un factor condicionante en las relaciones laborales y está siendo cada vez más habitual en el campo de enfermedades. Esencialmente el estrés es un tipo agotamiento del sistema nervioso (born out), podemos visualizar dicha enfermedad mediante: cansancio físico, fatiga, insomnio, falta de energía, etc.

El estrés surge como un mecanismo de defensa ante un potencial peligro, el cual permitiese el enfrentamiento a dicha situación que lo provoca, en el caso del estrés laboral, es más complejo, ya que no se puede modificar la situación de manera rápida, ni tampoco abandonar el trabajo, en palabras de Treceño es “una falta de adecuación entre sus recursos y las demandas del entorno”, y es ahí donde se da uno de los principales conflictos de retroalimentación.

Los estresores más importantes pueden ser, según Bordon Treceño, los referidos al:

A la organización: Conflicto y/o ambigüedad de rol, Sobrecarga de rol, Problemas de comunicación, planes de carrera y de desarrollo insuficiente, estructura y clima laboral, ubicación de la empresa, servicios que ofrece la empresa al trabajador, etc.

Puesto de trabajo: Inseguridad laboral, carga mental necesaria para la tarea, control sobre la tarea, relaciones intradepartamentales, etc.

A la propia persona: control emocional, capacidad de automotivación, alimentación, sueño y práctica de ejercicio, además de la  excesiva responsabilidad y las nociones de éxito o fracaso personales. Los denominamos estresores directos.

Además de los factores anteriormente mencionados, no podemos dejar de lado los condicionantes externos a los que estamos expuestos todos los seres humanos, dichos factores agravan la situación particular de una persona que está bajo estrés laboral.  Los factores que denominamos externos, pueden variar desde exigencias personales, hijos, parejas, conflictos familiares, universidad, pago de cuentas, etc. Es decir, la sumatoria de los conflictos personales más los conflictos laborales no resueltos, generan una insatisfacción a nivel personal, que muchas veces repercute en el área laboral exacerbando los conflictos habituales, decantando en estrés laboral.

Reservá tus vacaciones

Fotografía