Sociologá del poder

0
1074

Ortega y Gasset  era un filósofo español nacido en Madrid en 1883, con una familia acomodada en la alta burguesía vinculada al periodismo y a la política. Es la figura intelectual con mayor notoriedad de la cultura española del siglo xx. Cursó estudios de filosofía y amplió sus conocimientos en universidades alemanas. Lo característico de su escritura fue su claridad, estilo y accesibilidad, el mismo decía que “La claridad es la cortesía del filósofo”. Fundó la “Revista de Occidente”, su primera obra fue “meditaciones del quijote” (1914). Escribió “yo soy yo y mis circunstancias, sino las salvo a ellas no me salvo yo.

En la rebelión de las masas (publicado en 1929)  habla sobre el papel decisivo del hombre masa, es ese hombre que sigue al rebaño, que es vulgar, una imitación del resto, y los incita a que eleven su intelecto y se ocupen de su vida sin ser dirigidos o forzados por pretensiones superiores.

En las primeras tres décadas del siglo xx cuando surge la sociedad de masas, después de la primera guerra mundial las personas emigraron del campo a la ciudad en busca de empleo y mejores condiciones de vida, había mucha población de bajos recursos. Por lo tanto, se dio una etapa de debilitación de valores y familias (esto fue una causa importante, ya que se dio durante la industrialización). Dado esto, se generaron aglomeraciones en las ciudades, lo que causó la pérdida de exclusividad de las elites que allí incidían. Está claro que las elites aborrecían a las personas que no eran de su nivel, y también les temían en tiempos de guerra.

Para Ortega y Gasset “la masa” es un grupo de conglomerados, de individuos pasivos, aislados, manipulables, irracionales e ignorantes. La muchedumbre es cuantitativa y visual, hay coincidencia de deseos, ideas y modo de ser. Ortega y Gasset da como ejemplo las personas que se reúnen en un estadio de futbol o van a un concierto, porque les gusta la música, o el equipo de fútbol, compartiendo cosas en común, mientras que la masa es cualitativa y mental, esto se refiere a que el hombre masa hace referencia a estado psicológico o moral, un estado dormido del alma, y llega a la conclusión de que un hombre masa puede ser hombre masa y no encontrarse físicamente en una aglomeración, que se puede encontrar dentro de la muchedumbre y no ser un hombre masa; El hombre masa es un hombre medio, uno que no se diferencia del resto de los hombres.

No podemos decir que todos sean hombre masa, la masa la conforma el hombre estándar, el hombre vulgar y el hombre medio; el hombre medio es aquel que no exige nada, ni intenta superarse, y mucho menos adquirir nuevos conocimientos, también se siente cómodo con la idea de ser uno más, siente y cree fervientemente que es su mejor versión de sí mismo, es decir, elige el camino corto y lleno de atajos, en vez de aventurarse y ser un individuo único. Por lo tanto, la masa es una clasificación de hombres, no de sociedades.

 

Actualmente podemos ver al hombre masa en nuestra época,  ya que en nuestra sociedad es habitual apreciar pautas de comportamiento muy generalizadas. Por ejemplo, identificar que la ropa que vestimos la mayoría de las personas, en muchos casos es idéntica.

Existen géneros musicales que, aun contando con músicos de mayor nivel entre sus filas, al ser minoritarios, para mantenerse constante en la sociedad y seguir sonando en todos lados,  y que podamos disfrutarlos es posible que requieran de adherirse al resto de hombres masa.

 

Desde el punto de vista de recursos humanos a veces los empleados quieren o pretenden estar siempre en el mismo puesto, con el mismo grupo, sin actualizarse, sin querer aprender cosas nuevas, lo que puede llegar a ser  perjudicial para el resto de la organización en la que se trabaje. Dado a todos los cambios y a la velocidad con los que estos llegan, lo que menos necesita una empresa, es un hombre medio, vulgar o masa, se busca más un individuo que destaque, que aporte nuevas visiones a la organización, que busque sobresalir, acompañando al resto del grupo, o compañeros de trabajo. Si una empresa está llena de empleados estándar, al lado de otra empresa, con empleados que se capacitan, que buscan aprender y seguir creciendo en su puesto y como personas, la diferencia entre una y otra es abismal, una va a avanzar a medida que los cambios surjan y la otra va a ir deteriorándose como algo defectuoso.