Los públicos internos en la construcción de la imagen corporativa

0
939

“La Imagen Corporativa y la Comunicación de la Organización”

La Imagen Corporativa se forma en la mente de los públicos a partir del procesamiento de la información que recibe sobre la organización. Por eso, Imagen se relaciona con Recepción. La recepción forma parte del proceso de comunicación de una organización, que incluye todo lo que la misma dice a sus públicos, ya sea por las acciones de comunicación propiamente dicha como por su conducta corporativa. Pero el proceso de formación de esta imagen es un proceso complejo que tiene diferentes etapas. En su vinculación con el público interno es oportuno mencionar la etapa de origen de la información para la construcción de esta imagen positiva y también cómo los públicos obtienen esta información.

“Las nuevas tecnologías y el Público Interno”

La acción comunicativa y la conducta corporativa, las experiencias personales y las interrelaciones, son un ámbito para la influencia de los Públicos Internos en la construcción de la Imagen Corporativa en la mente de los Públicos Externos. Al hablar de nuevas tecnologías debemos comprender que nos encontramos ante la formación de un nuevo paradigma comunicacional, donde a partir del acceso cada vez más universal al ciberespacio, cada individuo puede constituirse en autor, emisor y creador de contenido. Hoy, cualquier persona desde su computadora puede acceder a diferentes portales de noticias, redes sociales, blogs, wikis; y encontrar allí los medios necesarios para emitir una opinión, comentario, juicio, valoración.
Como dice Joan Costa , existen “toda una serie de medios que permiten a cada uno crear, producir, almacenar, manipular, distribuir y recibir informaciones. Con la tecnología interactiva, todos somos emisores y difusores de mensajes”. En este mundo virtual, se amplía el número de contacto, de relaciones; o sea, el público objetivo de aquel contenido transmitido. Y si antes la opinión tenía incidencia en el entorno cercano, ahora nos encontramos con “mundos de relaciones” de 200, 300 contactos. Entonces, por un lado, hemos establecido que, al jerarquizar las fuentes de información, la experiencia personal de los individuos es la fuente privilegiada y nos encontramos ante un mundo que provee información de manera constante y multiplicada sobre la experiencia de miles de individuos que se vuelcan al mundo virtual. Y si además, como también hemos establecido anteriormente, podemos ubicar a la información obtenida de las redes de relaciones en el segundo lugar jerarquizado, encontramos en el “boca a boca” virtual una fuente inagotable de información para la construcción de la Imagen Corporativa.
Quienes están habituados a estos espacios de la Web 2.0 saben que se puede encontrar información sobre un determinado producto o servicio; que alguien ha decidido compartir; generalmente para advertir sobre algún mal servicio, problemas de un producto o incumplimiento de la organización. Y también se pueden encontrar espacios donde se plantean preguntas y búsquedas de información de manera pro-activa como antesala a la adquisición del producto o contratación del servicio.
Aquella información que antes se recababa en un entorno físico acotado, hoy se plantea en el universo virtual de múltiples contactos. La información llega no mediatizada por la organización ni por los medios de comunicación; y generalmente con referencia a experiencias personales. Y esta información, se hace accesible a un mundo incalculable de personas de manera duradera…
En este contexto, las organizaciones aún no han establecidos modelos de gestión para establecer un rol adecuado en este nuevo paradigma; por lo que esta información y este comportamiento todavía aparece más como una amenaza que como una oportunidad. Como vimos, esta emisión de contenido a partir de experiencias personales es la información más valorada respecto a la información de la organización. Y, ¿qué grado de credibilidad y valoración adquiere cuando esa misma información en lugar de ser emitida por un cliente o consumidor es emitida por un empleado? ¿Están las organizaciones pensando en este potencial rol del Público Interno?
Volvemos sobre la idea inicial: ahora más que nunca, que los empleados sean voceros de la organización donde trabajan, debe ser el objetivo central de la Comunicación Corporativa enfocada hacia los Públicos Internos.

Bibliografía

https://fido.palermo.edu/servicios_dyc/publicacionesdc/vista/detalle_articulo.php?id_articulo=6171&id_libro=166