ARGENTINA Y LA OCDE

Concepto y principios de la OCDE

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) nace en la posguerra para administrar el Plan Marshall, con sede en Paris y 36 países miembros, se encarga de promover políticas para el bienestar económico y social de las personas mundialmente. Estos países miembros componen más de 75% de la Inversión Extranjera Directa (IED) a escala global.

Con la idea fundamental de llegar a la comprensión de cuales son los factores del cambio económico, social y ambiental, la OCDE mide la capacidad de producción, las inversiones y la distribución del comercio. Fomenta el ideal del crecimiento económico, estabilidad financiera y desarrollo social sostenible. Unas de sus principales funciones son realizar pronósticos y tendencias mediante datos comparados, fijar estándares internacionales en materia de políticas publicas y servir de foro para la resolución de problemas tributarios, educativos, de medio ambiente y tecnología. Los países miembros utilizan el foro para compartir experiencias políticas. La mayoría de los miembros son países altamente desarrollados por lo tanto para las economías emergentes suelen ser buenas fuentes de negociaciones e inversiones. De lo mencionado el interés principal es que todos los ciudadanos deben acceder, cumplir y mantener dichos estándares, asegurándose altos y parejos niveles de desarrollo.

Ingreso de Argentina a la OCDE, interés de EE.UU – Opinión personal

En estos próximos días iniciará la cumbre del G20 en Buenos Aires y la idea del gobierno actual en conjunto con EE.UU y la administración Trump es poder hacer el anuncio, finalmente luego de dos oportunidades fallidas, del ingreso a la OCDE de Argentina. La relación de los dos gobiernos es estrecha luego de la modificación de acuerdo con el FMI y el ingreso del Fondo al país durante el corriente año. Las principales trabas al ingreso del país a la OCDE se ven reflejadas en países de la Union Europea, que priorizan el ingreso de otros posibles miembros. Es una oportunidad que Argentina no tendría que desaprovechar nuevamente, ya que participando de un foro mundial en crecimiento, con países desarrollados como referencia podría buscar alcanzar la solidez institucional y un desarrollo económico inclusivo. Lo fundamental particularmente, seria que este objetivo fijado por este gobierno como prioridad pueda traspasar a la actual administración para convertirse como una política de Estado.

Para que Argentina pueda lograr finalmente el ingreso a la Organización se deberá concluir la negociación positivamente y luego esperar la aprobación de la entidad mediante una votación de sus miembros. Esta aprobación deberá ser precedida por la adecuación del país a los regímenes establecidos por la OCDE que los demás países, en su mayoría desarrollados, alcanzaron. Algunas de las reformas que se deberán dar son en cuestiones de gobierno abierto, acceso a la información, igualdad de género, gestión de las empresas públicas, manejo del agua, educación y salud.

En conclusión, las constantes variantes e inestabilidad en la economía de Argentina podrían verse beneficiadas con el ingreso a la OCDE, ya que podría fortalecer sus instituciones públicas y privadas, generar confianza internacional y así poder aumentar las inversiones internacionales en conjunto con sus exportaciones.

Reservá tus vacaciones

Fotografía