Incendio en Planta de GLP

0
1057

¿Qué es una planta de GLP?
Las plantas de GLP son lugares donde se almacena el Gas Licuado de Petroleo en recipientes sometidos a presión y en estado líquido, ya sea para distribución por redes a los usuarios o fraccionamiento. Para su distribución puede ser en camiones a granel o para envasado de garrafas.
Las plantas están conformadas por diferentes sectores, los cuales pueden ser:
– Cargadero/descargadero
– Sala de bombas/compresores
– Tanques de almacenamiento
– Sala de vaporizadores
– Sala de reguladores
– Plataforma de llenado
– Sala de sistema de agua contra incendio
Algunos de estos sectores pueden estar o no de acuerdo con el uso de la planta, pero siempre contando con la zona de tanques de almacenamiento.

Procedimiento en caso de siniestro
El procedimiento está normalizado por la norma GE-112 (Norma para el proyecto, construcción, y operación de plantas de almacenamiento de Gases Licuados de Petróleo) del año 1982 y se da de la siguiente manera:

– En planta que no dispone de red de agua a presión contra incendio:

En caso de producirse un siniestro deberá procederse de la siguiente forma:

1) Se deberá atacar el fuego con los extintores disponibles y simultáneamente se ejecutará
lo indicado en 2; 3 y 4.
2) Paralización total de las actividades de la planta (descarga de camiones, carga de
garrafas, etc.).
3) Cierre de todas las válvulas de las cañerías que entran y salen del tanque.
4) Evacuar la totalidad de los vehículos estacionados que estén operando en la planta
dando prioridad a los camiones tanque y a los transportes de garrafas.
Habiéndose conjurado el siniestro; se procederá a una revisión de las partes afectadas
por el fuego, efectuando los cambios y ajustes necesarios para la nueva puesta en marcha
de la planta. De tomar incremento el siniestro se procederá en primera instancia a evacuar
la zona de toda persona ajena a la extinción del incendio y se dará participación de
inmediato a los bomberos de la zona.

La acción de los bomberos se limitará a los siguiente:

Cuando el fuego se localice en las conexiones, cañería del tanque o en éste, ya sea fijo o
móvil (camión) se procederá a aplicar grandes cantidades de agua en todas las superficies
expuestas al calor.
Si la válvula de cierre está envuelta por el incendio, considere la posibilidad de practicar el
cierre, protegiendo al operador con chorros de niebla de agua y ropas protectoras,
procediéndose con cautela para evitar todo retroceso de las llamas; si el incendio no se
puede apagar y el agua no es suficiente para enfriar el tanque, siempre que se note un
aumento de presión y mayor volumen del fuego, habrá que considerar la posibilidad de
alejamiento de todas las personas a un lugar seguro.
Siempre que el tanque esté lo suficientemente refrigerado por el agua, y el incendio no
implique mayor riesgo, no se procederá a extinguir el fuego hasta que las pérdidas sean
eliminadas.
Cuando el fuego se localice en almacenamiento de garrafas, se procederá a aplicar grandes
cantidades de agua sobre el foco del siniestro y sobre las garrafas cercanas hasta conjurar
el mismo; es aconsejable además según la dirección del viento, mantener refrigerado el
tanque de almacenamiento a granel.

– En plantas que disponen red de agua a presión contra incendio:

Se debe proceder exactamente igual que con las plantas que no poseen red y la acción de
los bomberos queda a cargo del personal de la planta. El enfriamiento de los tanques y de
los almacenamientos de garrafas deberá hacerse utilizando los sistemas de rociado
instalados a tal fin, reforzando los puntos que así sean necesarios con chorros de agua
pleno.
En todos los casos, después de un siniestro, deberá procederse a una revisión general de
estructuras, cañerías, válvulas, instalaciones eléctricas, etc., procediendo a la reparación o
cambio de los elementos dañados. Todos los elementos que operen con GLP que hubieran
estado expuestos a la acción del calor deberán ser repasados y sometidos a las pruebas de
habilitación correspondientes.