Inicio Aduanas y Comercio Exterior Argentina el segundo país del mundo más saludable

Argentina el segundo país del mundo más saludable

Debido al crecimiento de los casos de obesidad en los últimos años, se vienen realizando campañas internacionales a favor de la salud y la vida sana.

Debido a los crecientes aumentos de obesidad en Estados Unidos, en donde más del 40% de la población padece sobrepeso, según datos oficiales de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

Esto provocó una fuerte preocupación a nivel internacional por el exceso de peso, llevándose a cabo importantes campañas para el cuidado de la salud, tanto en adultos como en niños.

Esta tendencia ocasiono un fuerte impacto social, que derivo en el crecimiento de la producción de alimentos orgánicos. En donde la Argentina logró posicionarse como el segundo país exportador de estos productos.
La preocupación por la salud y la vida sana, llego a tal punto que los consumidores comenzaron a exigir productos de mayor calidad. Debido a esto es el fuerte crecimiento de los productos orgánicos.

Desde el Ministerio de Agroindustria resalta que Argentina tiene ventajas comparativas para promover la diversidad y el desarrollo de la producción orgánica, a causa de la gran variedad de climas, la fertilidad de los suelos y las tecnologías para el procesamiento de alimentos. Según datos oficiales de la Agroindustria (www.senasa.gob.ar) en el 2017 el número de explotaciones agropecuarias orgánicas certificadas en la Argentina subió el 1% y la superficie bajo control creció un 12%. El principal destino de esta producción continua siendo la exportación que se mantuvo estable con respecto al año anterior. Indico el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa)
“Según los datos recolectados, el 95% de las firmas exportadoras son pymes y el 90%”

Los productos orgánicos argentinos que podemos encontrar en las góndolas extranjeras son varios. Podemos encontrar cereales (trigo, maíz), oleaginosas (girasol, soja) y sus derivados (aceites, harinas), frutas (peras, manzanas) ajo, cebolla, zapallo, cultivos andinos (chía, amaranto), vinos, pulpas y jugos concentrados.

Desde hace más de 20 años, la producción no ha parado de crecer y actualmente nuestro país está en segundo lugar a nivel mundial, detrás de Australia, en el ranking de superficie orgánica certificada con más de tres millones de hectáreas.

Podemos decir que los productos orgánicos son una clara oportunidad de mercado para las pymes agroalimentarias de la Argentina que buscan ser competitivas, comprometidas con el desarrollo sustentable y solidario con las generaciones futuras.

Reservá tus vacaciones

Fotografía