Toxicología

0
545

En casi todos lados hay productos tóxicos, aunque no lo veamos, aunque pasen desapercibidos, representan un peligro en la vida diaria. Hay productos que están en un hogar en una oficina o en un colegio, etc.

Muchas personas no saben que sin querer mezclan productos produciendo estos gases tóxicos, provocando en forma directa irritaciones en la piel al entrar en contacto con esta, irritación en los ojos, afecciones en la vía respiratorias etc.

Muchos de estos accidentes ocurren por la falta de conocimientos, por no preguntar sobre los productos a manipular, por no leer las etiquetas de seguridad y por no tomar los recaudos necesarios.

Por eso nombramos por ejemplo un producto algo común en los hogares como es la Lavandina, producto conocido químicamente como Ipoclorito de Sodio. Producto  de venta libre, se utiliza en diversos lugares debido a su poder de desinfectar, remover manchas, también depende del grado de concentración.

Para que la utilización de este producto no afecte a la salud debemos tener en cuenta los siguientes puntos:

  • Leer atentamente la etiqueta.
  • Evitar el contacto con la piel
  • No ingerir
  • No usar el productos para otros fines
  • Mantener alejado el producto de los niños
  • No mezclar con otros productos que no sean compatible.
  • Consultar a profesionales en la salud en caso de accidente, SERVICIOS DE TOXICOLOGIA.
  • Diferenciarlos de otros productos.
  • En caso de no poseer una etiqueta, marcar el mismo con letras visibles y grandes con frases como “ producto desconocidos, no tocar, consultar a quien corresponda”.
  • Perjudicial para los animales y plantas.

Por eso entonces debemos utilizar los guantes adecuados con esponjas adecuadas para su utilización, no comprar productos de dudosa procedencias, algunos de estos productos vienen diferenciados con etiquetas y tapas del mismo color.

Algunas personas mezclan el producto en forma accidental, se dan cuenta de que han cometido el error cuando los olores no son los deseados y cuando la picazón en los ojos va en aumento. También mezclan el producto con detergentes produciendo esta mezcla un gas parecido al amoníaco lo cual resulta altamente perjudicial.

Por eso debemos tomar todas las medidas de seguridad necesarias para que un simple manipuleo o descuido involuntario no termine en un accidente domestico.