Higiene industrial

0
2005

La higiene industrial es el conjunto de procedimientos destinados a controlar los factores ambientales que pueden afectar la salud en el ámbito de trabajo. Se entiende por salud al completo bienestar físico, mental y social.

La higiene industrial, por lo tanto, debe identificar, evaluar, y eliminar los agentes biológicos, físicos y químicos que se encuentran dentro de una empresa o industria y que pueden ocasionar enfermedades a los trabajadores.

Es fundamental la labor del higienista industrial ser el encargado de identificar los distintos riesgos a los que está expuesta una persona en su ámbito de trabajo, prever los posibles riesgos, evaluar los diversos métodos de trabajo, participar en el análisis del riesgo laboral y educar a los individuos sobre los riesgos.

Por ejemplo una empresa dedicada a la tintura de pantalones debe tomar precauciones especiales con los químicos que utiliza en sus procesos cotidianos. Por otra parte, los trabajadores deben contar con la protección adecuada en su vestimenta.

Las compañías tienen que realizar tomas de muestras y mediciones periódicas para verificar el nivel de los agentes contaminantes en el ambiente. Requiere de los servicios de un laboratorio capaz de valorar los resultados obtenidos para garantizar que el entorno industrial no es perjudicial para la salud.

La higiene industrial también comprende el estudio de los niveles sonoros o de la iluminación de los edificios, entre otras cuestiones.

Además existe la Asociación Española de Higiene Industrial (AEHI) que tiene entre sus principales objetivos el mejorar de manera notable los distintos lugares de trabajo a través de la eliminación o bien de la disminución de los riesgos a los que están expuestos los empleados.

La exposición de sonidos muy intensos o la falta de luminosidad para trabajar pueden afectar el oído y los ojos del trabajador. La salud, por lo tanto, también depende de estos factores.

De esta manera cabe destacar que la esencia de la higiene industrial es preventiva, ya que su principal objetivo es garantizar el bienestar del empleo al evitar que se enferme.