Enfermedad Profesional.

0
519

Enfermedades profesionales: es una patología desarrollada en el trabajo como un riesgo oculto (te hace daño a largo plazo) A los efectos de la determinación de estas contingencias deberán cumplirse las siguientes condiciones.

  • El trabajador debería iniciar el trámite mediante una petición fundada, presentada ante la “C.M.J” (comisión médica jurisdiccional) luego del dictamen del “C.M.J” la ART podrá repetir ante los responsables.
  • Enfermedades inculpables son todos aquellos accidentes o enfermedades que nos pasa fuera del trabajo y que nos impide trabajar. Ejemplo una gripe.

La leucemia es una enfermedad de la sangre por la cual la médula ósea produce glóbulos blancos anormales, denominadas células blásticas. Estas células se dividen reproduciéndose a sí mismas, lo que genera una proliferación de células alteradas que no mueren cuando envejecen o se dañan, por lo que se acumulan y van desplazando a las células normales. Esta disminución de células sanas puede ocasionar dificultades en el transporte del oxígeno a los tejidos, en la curación de las infecciones o en el control de las hemorragias
Por tratarse de una proliferación de células inmaduras y anormales en la sangre, la leucemia se considera un «cáncer de la sangre
Causas: En la mayor parte de los casos de leucemia, no se puede establecer una causa identificable. Sin embargo, está demostrado que no es un padecimiento hereditario o contagioso.
Los síntomas varían dependiendo al tipo de leucemia ante al que nos encontramos.
• Leucemia mieloide aguda: Cansancio, pérdida de apetito y de peso, fiebre y sudores nocturnos.

• Leucemia mieloide crónica: Debilidad, sudoración profusa sin razón aparente y, al igual que en el caso anterior, fiebre y pérdida de apetito y de peso.

• Leucemia linfocitico aguda: Sensación de mareo o aturdimiento, debilidad y cansancio, dificultades respiratorias, infecciones recurrentes, formación de moratones fácilmente, fiebre y sangrado frecuente o grave en nariz y encías.

Prevención: Hasta la fecha no se conoce ninguna forma de prevenir la leucemia. Los expertos aconsejan llevar una vida saludable y sin hábitos tóxicos, y que ayudarían, además, a afrontar en mejores condiciones el tratamiento que requiere este tipo de cáncer, en el caso de que llegue a desarrollarse.