Vivanco

0
645

Mas de cien años de historia unieron la magia de la ciudad y la celosamente cuidada gastronomía de nuestro chef para crear Espacio Vivanco, un lugar único y diferente, ideal para almuerzos, cenas, eventos, festejos y reuniones de negocios.

Su ubicación estratégica (Gral. Bartolomé Mitre nº74), rodeada de belleza urbana y natural, hacen que el evento que allí se realice tenga su sello de distinción y una entidad propia que se destaca desde el momento de su elección.  La versatilidad del espacio permite la realización de todo tipo de eventos, sociales como empresariales, todos encontraran en espacio Vivanco un sello que hará diferente su encuentro. Espacio Vivanco logra no solo ofrecer a sus clientes un lugar diferente si no un clima apropiado para abrirse a nuevas sensaciones.

En cuanto a la brigada del salón, al ingresar nos recibió una recepcionista que nos invito a el salón de adentro o el de afuera. Ambos, cuentan con dos maîtres, tanto para la parte de afuera y otro para el salón de adentro. Es el encargado que dirige a los mozos. Los runner, arman las mesas para los comensales y, luego, las desarman.  Para cada sector, hay distintos mozos que atienden a las mesas, que cuentan con un ayudante para llevar los platos pedidos. Los comis también forman parte,  ya que ponen las mesas auxiliares para las parrilladas o bebidas (de ser necesario). En la parte de caja, hay adicionistas que llevan el control de lo que se pide en la mesa.

Tiene un encargado del sector vinos, con un especialista en la cava y un sommelier que se acerca a la mesa preguntando si ayuda con la elección para el maridaje. También, cuenta con una barra de tragos y aperitivos, con un bartender especializado.

Para estar más cómodo y tranquilo, cuenta con un valet parking con vigilancia. Y un guardarropa con una encargada.

Y en cuanto a la brigada de cocina, tienen un chef ejecutivo autor de las recetas y comidas típicas como minutas. Pero también cuenta con sous chefs  como ser panadero: elaboran sus panes típicos y de sabores; parrillero y carnicero: tienen a la vista el asador rodeado con vidrio y se especializan en cada trozo de carne. Y pastelero, que se encarga de los postres y postres de autor propios del restaurant.

La limpieza es muy importante en un restaurant de gran prestigio, por eso cuenta con especialistas en la cocina como bachero que higienizan los utencillos de los chefs;  lavacopa que se encargan de las copas, platos y cubiertos de los comensales y peones, que limpian los pisos del salón y de la cocina.

Fue una visita muy placentera, ya que pudimos disfrutar un muy buen  almuerzo, en un salón agradable y con un gran prestigio. Una gastronomía única. Muy buena atención y calidad. También, los fines de semana por la noche hay shows musicales. Algo que nos llamó la atención es que tienen un menú para vegetarianos, veganos y celiacos. Esto no se ve mucho.