Estrategia Innovadora: «Calidad Total»

0
645

 

Este artículo pretende alentar la innovación de la gestión empresarial, hacer ver a las empresas su organización de los efectos que su implementación tendrían en ella. La estrategia de la Calidad Total se creo para no tener problemas, organizar a la empresa en todos sus aspectos. La calidad es una serie de conocimientos de los cuales te ayudan a comprender las relaciones interpersonales en cualquier tipo de organización.

Unos de los elementos claves de la administración de la calidad total es la competitividad, porque sin ella no se podría lograr las empresas con gran éxito en el mercado actual gracias a que utilizarla herramienta de la calidad para poder lograr sus objetivos. También se podría decir que lo que buscan los consumidores es satisfacer sus necesidades encontrar productos, bienes y/o servicios que estén a lo que el cliente pide.

Es la mejoría constante en el aspecto organizacional, donde el gerente hasta el trabajador de más bajo nivel se compromete a los objetivos de la empresa. El término Calidad significa que el Producto o Servicio debe estar al nivel de satisfacción del cliente; y el término Total que dicha calidad es lograda con la participación de todos los miembros de la organización. Siempre va a ser el cliente quien, de la calificación de calidad a un producto o servicio brindado, para eso es necesario identificar qué es lo que busca el cliente, que expectativas tiene sobre los productos y su funcionabilidad.

La Calidad total es una estrategia que busca garantizar, a largo plazo, la supervivencia, el crecimiento y la rentabilidad de una organización optimizando su competitividad, mediante: el aseguramiento permanente de la satisfacción de los clientes y la eliminación de todo tipo de desperdicios. Esto se logra con la participación activa de todo el personal, bajo nuevos estilos de liderazgo; siendo la estrategia que bien aplicada, responde a la necesidad de transformar los productos, servicios, procesos estructuras y cultura de las empresas, para asegurar su futuro.

Cuando el producto llega a manos del cliente, está todavía en la fase de diseño y desarrollo, es decir, que el sistema productivo de la empresa debe basarse en una retroalimentación continua desde los clientes, adaptándonos constantemente a sus opiniones, incorporando continuamente las mejoras que nos soliciten y, por tanto, no dando nunca por finalizado o por definitivo a ninguno de los procesos productivos de la organización. Una organización son proveedores, trabajadores y clientes, pero nadie conoce mejor la relación entre proveedores, sistema productivo y clientes, que los propios trabajadores.

En Argentina podemos tomar una empresa conocida por su excelencia a la hora de crecer empresarialmente, la consultora Reyes & Asociados -Ingeniería y Medio Ambiente-   Tiene el premio reconocimiento internacional a la compañía por el compromiso con la calidad, el liderazgo, la tecnología y la innovación, así como por su búsqueda incansable de la excelencia. A continuación, citaremos un fragmento del artículo periodístico publicado en la página web www.Elambito.com:

«…La convención realizada el 15 y 16 de octubre del año pasado en París convocó a líderes corporativos de Alemania, Rusia, Reino Unido, Líbano, Argentina, así como también a expertos en sistemas de calidad de servicios y productos de España, Estados Unidos, quienes brindaron un seminario sobre calidad de servicios. Este evento incluyó un taller donde se discutieron aspectos particulares en diversas áreas de producción y servicios, así como la aplicación de los procedimientos de calidad impuestos en el mundo por diferentes empresarios y catedráticos. 

Desde hace treinta años, los Premios BID galardonan a empresas de todo el mundo por su excelencia en los sistemas de gestión. Este premio se entrega luego de un estricto criterio de nominación donde empresas de primer nivel mundial proponen a potenciales compañías a quienes hayan contratado con anterioridad. Luego, a través de una votación entre CEOs, el comité evaluador del BID selecciona los ganadores en virtud de los niveles de satisfacción entre sus clientes…» 

Es imposible pasar por alto la importancia de la calidad total en todos los sectores, no solo económico sino también en lo social. Ha producido un cambio verdaderamente en la sociedad desde su inicio, ya que lograr bajar los costos es algo deseado por todas las empresas. Como estrategia competitiva es un camino que se convierte eficaz, da la tranquilidad al cliente de poder confiar en sus productos. Para concluir también hemos aprendido que la calidad total no solo sirve para formar una empresa, sino también como base para una reestructuración. Además, funciona como vínculo de comunicación entre empleados y gerentes; y permite que los directivos posean una mayor sensibilidad y conciencia de lo que ocurre en la empresa.