Escuela de la TGS

    0
    1153

    La Teoría General de Sistemas fue concebida por Ludwig von Bertalanffy en la década de 1940 con el fin de proporcionar un marco teórico y práctico a las ciencias naturales y sociales. En un sentido amplio, la Teoría General de Sistemas (TGS) se presenta como una forma sistemática y científica de aproximación y representación de la realidad y, al mismo tiempo, como una orientación hacia una práctica estimulante para formas de trabajo transdisciplinarias.
    De lo mencionando en el presente trabajo puedo decir que, un sistema es un conjunto de elementos relacionados que interactúan entre sí para lograr un fin determinado, dentro de un sistema intervienen elementos que conforman al mismo, estos son los objetos, ideas, personas, actividades, métodos, procedimientos, controles, recursos y subsistemas.

    Para que exista una organización se necesita un límite de coordinación y más adelante una conciencia del elemento que se desea alcanzar.

    Teniendo en cuenta la TGS (teoría general de sistemas), esta misma nos permite llevar a cabo un análisis del sistema y buscar la solución que aplique al mismo, de esta forma buscamos una estabilidad en el ambiente y las mejores soluciones que apliquen al sistema en concreto.

    Dependo de una empresa a la que podemos denominar como “sistema abierto”, esto significa que la empresa necesita relacionarse con otro sistema, por ejemplo, se relaciona hacia afuera contactando con clientes, proveedores y el mercado mismo, pero también se relaciona  hacia dentro, es decir, con el personal, el cliente interno y con todos los que hacen posible que esta empresa exista.

    Tenemos como objetivo realizar la administración del equipo que va a desarrollar las soluciones para el cliente, esto incluye administrar los recursos, automatizar los procesos, integrar y cumplir con un acuerdo de nivel de servicio. Esto garantiza que el cliente se dedique exclusivamente a sus negocios centrales y que se enfoque en su estrategia para mantenerse altamente competitivo.

    Para finalizar quisiera agregar que, un sistema construye sus propios elementos y que también tiende a mantenerse a sí mismo, es decir que resiste a los cambios. Esta retroalimentación deriva de un control de las funciones del sistema donde le permiten evolucionar y mantener un equilibrio.

    Con la aparición de esta teoría se ha logrado notar un gran cambio en las empresas, debido a que se encuentran mejor estructuradas y que todo gira en función de cumplir un objetivo en común.