Inicio IGUALDAD TRANSEXUAL EN EL LUGAR DE TRABAJO
Array

IGUALDAD TRANSEXUAL EN EL LUGAR DE TRABAJO

El 28 de Abril del 2018 fue publicado un artículo en el portal de noticias y actualidad de la BBC que habla de la importancia que tiene tanto para el empleado como para el empleador, incorporarse e instruirse respecto a la “transexualidad”.

De a poco se van integrando al mercado empresarial las corporaciones que bogan por el cuidado de sus empleados transexuales, brindando, entre otras cosas, un seguro médico integral inclusivo. La existencia de este tipo de compañías ofrece un gran apoyo en términos de igualdad de género, y en la mayoría de los casos ayuda a la incorporación y a la adaptación del empleado transexual al lugar de trabajo. Como resultado final, no sólo se logra una mejor y más rápida adaptación, sino que también se fomenta un clima laboral más ameno y distendido, basado en la comodidad y la motivación de todos sus empleados, sin distinción.

Incorporar al ámbito laboral a aquellas personas que eligieron volverse transgénero, garantizarle los derechos que esta persona por el sólo hecho de cambiar de sexo no deja de tener, combatir la discriminación y acoso por parte de la sociedad desde el seno del lugar de trabajo y, en lo posible, desde afuera de él también son los puntos relevantes que las corporaciones destinadas al apoyo y ayuda a la comunidad transexual trabajan en profundidad.

Hay casos en los cuales la persona ya se encuentra trabajando y toma la decisión de transformarse. En dicha situación, estamos ante un individuo ya adaptado a su grupo de pertenencia, cumpliendo un rol y una función determinada dentro de la compañía. En consecuencia, es de mucha ayuda optar por pedir asesoramiento y/o asistencia para acompañarlo activamente durante su proceso de cambio de sexo, puesto que no es lo mismo, ingresar a un lugar de trabajo nuevo la transición consumada, que llevarla a cabo en un grupo ya establecido.

Existen muchos factores que deben ser tenidos en cuenta, a saber: cuestiones físicas, morales, culturales, sociales, etc. La persona transexual tiene que lidiar con todo lo que le está pasando en su interior, emocional y físicamente hablando. Nuevos y diferentes pensamientos, distintos a aquello que tenía previo al momento en el que decidió transformarse; y tiene que batallar también con “lo externo”; hacer frente a las miradas condenatorias, las opiniones, la discriminación y la desigualdad, entre otras.

El caso de Claire Birkenshaw es un ejemplo. El artículo  de la BBC narra su historia, cómo un empleado toma la decisión de transformarse y dejar de ser empleado, para ser empleada. Cuenta cómo se sintió durante la transición. En ese entonces era directora de un colegio en el Norte de Inglaterra donde cuenta que era feliz por fuera, pero por dentro estaba bastante confundida acerca de quién era ella, y su mayor preocupación era como la gente la iba a mirar, la aceptación o el rechazo que tendría de todo el mundo.

Así como Claire, hay una gran cantidad personas que descubren su deseo de cambiar de sexo durante su actividad laboral actual. Sin embargo, en muchas otras oportunidades la decisión se toma antes de ingresar en un nuevo trabajo. Entonces nos preguntamos cuando vamos a algún comercio, a alguna institución pública, etc. ¿Cuántas veces fueron atendidos o recibidos por alguna persona que eligió ser transexual? ¿Por qué aún existen empresas que no contratan a personas como ellos si en definitiva somos todos iguales? ¿Eso no es discriminar?

Beck Bailey de la compañía por los derechos humanos en los EEUU que defiende el derecho LGBTQ  (Lesbianas, Gays, Bisexuales y Personas Tránsgenero) revela que ha habido más progreso de lo que podemos pensar entre las grandes corporaciones multinacionales y estadounidenses  en lo que refiere al apoyo a empleados transexuales. El objetivo es, además de incrementar esta modalidad para que puedan ser reinsertados a la sociedad, aumentar la cantidad de compañías que lo utilicen y lo tengan en cuenta.

Cada vez son más las empresas que cuentan con políticas de contratación de personas transexuales, pero todavía siguen siendo un número reducido en comparación con el número de empresas existentes en el mundo.

Evitar la discriminación, aceptar al otro tal y como es, son pilares que las empresas y la población en su totalidad deben incorporar para hacer de este mundo un lugar mejor. Al fin y al cabo, sólo se trata de personas que decidieron sentirse y verse en una forma diferente a lo que la vida les dio.

Fuente:

http://www.bbc.com/capital/story/20180427-the-first-step-in-transgender-equality-in-the-workplace

Artículo anteriorhotel plaza
Artículo siguienteAnálisis: Wag the Dog

Reservá tus vacaciones

Fotografía