Trabajos de riesgos, radiólogos.

    0
    5116

    Los riesgos de ser un radiólogo

    Estos riesgos que corren los radiólogos corresponden al de tipo físicos, específicamente RADIACIONES, los RAYOS X, los cuales contienen muchos riesgos para el cuerpo humano y las células, pero al mismo tiempo proporcionan beneficios en el sentido de que ayudan a los médicos a comprender lo que está mal con el cuerpo de un paciente, por dentro y por fuera. Mientras que son obviamente necesarios para el campo de la medicina, por desgracia, los rayos X son perjudiciales para el paciente que los recibe, el técnico de rayos que administra el procedimiento y cualquiera en la zona donde se estén utilizando rayos X.

    Durante màs de un siglo, los científicos han relacionado a los trabajos que exponen a los empleados a la radiación con el desarrollo de varios tipos de cáncer. Según el sitio web de la Asociaciòn de Salùd Fìsica, los funcionarios gubernamentales reconocen este peligro y por lo tanto han establecido pautas referentes a cuànta radiación puede recibir legalmente un empleado, estas normas varìan según el empleado. El riesgo tendió a reducirse con dicha reglamentación, asì como también con el advenimiento de equipos protectores personales. Un mèdico radiólogo es uno de esos empleados cuyo trabajo podría exponerlo a la radiación.

    Cáncer de piel:

    Los investigadores relacionaron ambos tipos de cáncer de piel con el trabajo técnico radiólogo. Según el Instituto Nacional del Càncer, los niveles crònicos de exposición a la radiación de bajos a moderados pueden conducir al cáncer de piel. En una encuesta realizada médicos radiólogos, los científicos identificaron 1355 incidentes de carcinoma celular basal. La cifra se duplicò ligeramente para quienes trabajaron  por primera vez antes de 1940, reduciéndose en los años subsiguientes del empleo del primer año.

    Leucemia:

    Una persona que trabaja en constante exposición a la radiación también se arriesga a desarrollar leucemia ya que los químicos peligrosos se abren camino dentro del torrente sanguíneo, tanto las leucemias agudas como las crónicas se vieron incrementadas entre los que trabajaron por primera vez con radiación antes de 1945. Los radiólogos que tomaron radiografías a 50 pacientes o màs muestran también un elevado riesgo de contraer leucemia.

    Cáncer de mama:

    El sitio web del Instituto Nacional del Càncer también cita al cáncer de mama entre las enfermedades malignas que pueden desarrollar las  radiólogas. Entre las personas que comenzaron a trabajar en este campo antes de 1935, el sitio web informa que los

     

    riesgos se incrementaron al triple. Estos riesgos se convirtieron en particularmente altos entre quienes comenzaron a trabajar antes de los 17 años de edad.

    Cáncer de tiroides:

    El Instituto Nacional del Cáncer informa acerca de un incremento del 50 por ciento en el riesgo de contraer cáncer de tiroides entre los médicos radiólogos que hayan tomado radiografías a 50 pacientes o más. El riesgo creció significativamente entre quienes comenzaron a trabajar en este campo antes de 1950.

     

    BOZZI MIGUEL ALEJANDRO-CABALLITO-1ER AÑO- ARIAS.