Inicio ¿ porque tenemos que capacitarnos?
Array

¿ porque tenemos que capacitarnos?

¿POR QUÉ TENEMOS QUE CAPACITARNOS?

Capacitar a las personas de una empresa o institución los ayuda a desarrollarse en lo personal y profesional acorde a los puestos de trabajo que ocupe. Estas capacitaciones ayudan a mejorar las actitudes, las habilidades y las conductas del personal. A través del aprendizaje, las personas complementan sus conocimientos para poder desarrollar sus tareas o trabajos dentro de las organizaciones. Toda capacitación corresponde con la misión y los valores de cada empresa logrando así beneficios, por ejemplo, mejorar la estabilidad de la empresa, disminuir accidentes de trabajo, aumentar la calidad, entre otras.

La capacitación es un beneficio tanto para la empresa como para el personal, aunque algunas creen que las capacitaciones son un gasto innecesario debido a los costos que genera. Por otro lado, otras empresas están a favor y piensan que son necesarias ya que el mundo laboral cambia constantemente por el desarrollo de nuevas tecnologías, que generan mayor productividad, y el crecimiento y las competencias, que surgen a través de nuevas transformaciones. Por esto, las capacitaciones deben darse de manera continua con el fin de que los empleados sean más eficientes en cada una de sus actividades. De esta manera, se puede mejorar el presente de la empresa y construir un futuro mejor logrando los objetivos de las empresas u organizaciones.

La empresa donde desempeño mis tareas hace más de 20 años se dedica a la manufactura de válvulas para aerosoles, actuadores y tapas, es de origen norteamericano, está radicada en el país hace 50 años y lideraba el mercado hasta hace algunos años atrás. Con lo dicho en los primeros dos párrafos y teniendo en cuenta mi experiencia personal, las políticas tomadas, como la no inversión en tecnología, la falta de componentes y repuestos, el no cambio, la renovación de los recursos humanos y un fuerte crecimiento de la competencia, llevaron al personal a estar desmotivados. Como consecuencia, disminuyó la producción, hubo falta de compromiso, ausencias y un marcado aumento de los accidentes. Todas estas cuestiones llevaron a la compañía a tomar medidas tales como el desplazamiento de la gerencia y a la reorganización de la estructura. Como punto de partida al cambio que se viene, propuse a los nuevos mandos un cambio de cultura que nos ayudaría a bajar los índices de máquinas paradas y a tener una mejor eficiencia de estas. El objetivo fundamental es bajar los índices de accidentes a través de la prevención y capacitación por medio de la inducción, el entrenamiento constante a los operadores de máquinas, la rotación del personal en los distintos sectores, la realización de protocolos y mantenimientos autónomos, el cumplimiento del manual de buenas costumbres y un incentivo económico a quienes acompañen este cambio de cultura.

Artículo anteriorIMPUESTOS
Artículo siguienteNuevo en el trabajo.

Reservá tus vacaciones

Fotografía