Viñedos en Victoria- Entre Rios

    0
    1512

    En Victoria, Provincia de Entre Ríos, los primeros cultivos fueron por los años de 1870, en Victoria se producía buen vino blanco. El renombrado “Blanco Victoria” de los señores Vela y Martino tuvo muy buena aceptación en toda provincia y hasta en Buenos Aires. Se aprecia  el resurgir de la actividad vitivinícola, de la cual Entre Ríos era una de las principales provincias productoras de vino, solo tienen permitido la producción con fines comerciales en la región de cuyo.

    En victoria por lo menos hay 3 grandes Bodegas Borde Rio, La Paula, Corrales Vier, entre otras.

    En Borde Rio cuentan con 18 hectáreas es así que apuestan a producir un vino de alta gama, y armonizar el emprendimiento con un desarrollo turístico, con un hotel y un restaurante en un campo de 330 hectáreas que desde una colina tiene una imponente vista al río. Muchos piensan que este emprendimiento será una especie de sonajero para tentar a otros inversores a apostar a la producción vitivinícola en la zona, en la primera etapa las cepas fueron de Cabernet Franc, chardonnay, Merlot, Syrah y Malbec, todas esas pantas fueron traídos de viveros con certificación en Mendoza. Luego durante el 2015, comenzaron la segunda fase de plantación en el cual se agregaron las cepas de Moscatel, Pinot Grigio y Sangiovese

    En la bodega, La Paula recreó un viñedo de fines del siglo XIX. El cuartel de 1,5 hectárea. Construido con espalderos de quebracho y ñandubay, tal como lo hacían los viticultores vascos e italianos, fue implantado con variedades: Malbec, Merlot, Cabernet Sauvignon y Tannat. La primera vendimia se realizó en marzo de 2010 con una producción estimada de 200 botellas de un blend, Malbec, Merlot, y Tannat. La proyección del emprendimiento para los próximos tres años comprende la construcción de su bodega para una producción de casi 8.000 botellas/año.

    Otra bodega es Colina de Baco ubicado en la ladera de una colina que llega al Delta, se extiende sobre una superficie de media hectárea. Compuesto por 2000 plantas, de las cuales tres cuartos son de cepa Malbec, tres cuartos de cepa Merlot, tres cuartos cepa Cabernet Sauvignone, son llevadas de un vivero certificado de la ciudad de Mendoza e injertadas en un pie elegido especialmente para estos suelos y climas, donde también se realizan visitas guiadas donde explican la historia, la actualidad, el potencial y el manejo orgánico de la producción vitivinícola.

    Hay una variedad que fue recomendada por gente de Francia para que en esta región la tomemos: la uva Marselan. Esta variedad es la que el INTA Victoria está llevando adelante, la particularidad y potencialidad para la región de esta cepa es su más temprana concentración de azúcar, para la cosecha en relación a todas las demás. Eso beneficia, porque cosechando antes se evita el mal tiempo y las lluvias de febrero, que son las que malogran todas las frutas especialmente las uvas, sean arruinadas. La marselan, en febrero, ya llegó al límite de concentración de azúcar, y con muy buena calidad de alcohol que después vamos a poder tener. Por eso, los productores de Victoria tomaron a esa cepa como emblemática.