19 julio, 2024

El gran número de mercadería que llegó al país en dos contenedores desde los Estados Unidos en carácter de  donación para la Universidad Adventista del Plata (UAP), demoro a los controladores aduaneros 28 días para calcular el valor estimado de14.867.633 de pesos. Se trataba de una donación de equipos electrónicos de hospital pero en realidad era un contrabando de equipos electrónicos de alta gama y de una importación que está prohibida de productos farmacéuticos y de uso medicinal en mal estado y/o vencidos.

Según la resolución judicial, los acusados cometieron un delito de contrabando, mediante ardid o engaño (art. 863), sometiendo la mercadería a un tratamiento aduanero fiscal distinto con el fin de obtener un tratamiento fiscal más favorable (art. 864 inc. B) y la presentación de documentos aduaneros adulterados para esta importación (art. 846 inc. C).

En una indagatoria, el pastor De Souza Matías declaró que los artículos médicos vencidos eran para un centro de simulación médica con fines educativos, para ser usados en muñecos. El pastor fue señalado como responsable de recolectar donaciones del culto para el país en Estados Unidos. Delitos Federales detectó que al menos desde el 2013 se venía realizando esta maniobra de donaciones disfrazadas. La Iglesia Adventista no solo controla la Universidad en Entre Ríos, también cuenta con clínicas y sanatorios en zonas como Belgrano, además de sus «centros de vida sana» para tratar adicciones, tabaquismo y obesidad. Controla la cerealera Granix, reconocida por sus galletitas entre otros productos.

Esta Iglesia creció ampliamente en la última década. En 2006, cerró su balance anual de acuerdo a registros comerciales con un activo de 203 millones de pesos. Dos años después, esa misma categoría ascendió a 275 millones. Hoy, el poderío es mucho mayor, los últimos datos del Banco Central de la Republica reflejan una deuda reciente de la Asociación entre cinco bancos de 210 millones de pesos en total.

Desde hace bastante tiempo las batallas políticas que se viven en nuestro país, se desembocan en la Aduana y en el control de ese gran negocio que es el puerto de Buenos Aires. La primera discusión política de Argentina en 1810 fue quien se quedaba con el puerto y la aduana. Los unitarios querían todo el poder en Buenos Aires porque estaba el puerto y la aduana. Los federales querían distribuir ese poder. Es el gran tema hace 200 años. El contrabando llegó antes que Argentina ya que se mueve una gran parte del dinero que recauda desde el puerto.

Desde esos tiempos ya existía el contrabando para los ciudadanos de Argentina, ya que el puerto de Buenos Aires es la salida al mundo exterior. En la Aduana es donde se palpita la economía de un país.

La Administración Federal de Ingresos Públicos junto con la Dirección General de Aduanas son los organismos encargados de controlar y fiscalizar los tributos relacionados con el comercio exterior, de controlar el tráfico internacional de mercadería y evitar el contrabando.

 

Gallo, Fani Yoana

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *