18 julio, 2024

El trabajo en una función esencial en la vida de las personas, ya que nos permite obtener bienes necesarios para la subsistencia.

Los ambientes laborales deben ser seguros y sanos, situación que no suele darse en muchos organismos/ empresas, ya que en estas circunstancias los trabajadores se encuentran sometidos a constantes exigencias físicas y psíquicas, algo a tener en cuenta por ser riesgos potenciales para la salud.

La salud, relacionada al trabajo, abarca no solamente afecciones, enfermedades, sino también cuestiones psíquicas.

Las condiciones en que se desarrolla la actividad laboral influyen en la salud cuando no son las adecuadas, convirtiéndose en factores negativos, aumentando la posibilidad de enfermarse y/o accidentarse.

El daño de la salud puede provenir de sustancias o productos, de la tecnología implementada, de los distintos procedimientos para realizar las tareas y hasta de la propia organización del trabajo.

Por eso es fundamental, contar con un servicio de Higiene y Seguridad para prevenir y minimizar riesgos, evitar accidentes, enfermedades profesionales y proteger la vida de los trabajadores como lo establece la Ley 19.587, vigente desde el año 1972, reglamentada en 1979 por el Decreto 351 y en 1996 por el Decreto 1338 , destacando como punto fundamental que las empresas deben contar con un experto en Higiene y Seguridad.

Dicha ley  abarca diversas temáticas, entre ellas se encuentra: procedimientos para reducir los accidentes laborales, fomentar y mantener el bienestar físico, mental y social de los trabajadores, mantener el entorno laboral adaptándolo a sus necesidades físicas y mentales,  protección de los trabajadores  frente a factores negativos para la salud, accidente de trabajo, hecho ocurrido durante la ejecución o en relación a la tarea laboral que puede causar lesiones leves, graves y hasta mentales, enfermedad profesional, toda afección contraída por la exposición a factores de riesgos.

En estos tipos de circunstancias la función de la  ART es exigir el cumplimiento de la ley anteriormente mencionada. En consecuencia, la función del profesional en Higiene y Seguridad es orientar y ayudar a su cumplimiento. Además, el mismo incurre en el cuidado de la economía de la empresa, de los bienes ( control del correcto funcionamiento de las maquinarias realizando revisiones periódicas).

En aquellos casos en que un trabajador se accidenta, además de la remuneración correspondiente, la empresa ¿Cuánto tiempo tarda en conseguir otro agente para ese puesto? ¿ Cuánto tarda su capacitación? ¿ Cuánto debe invertirse en tiempo y dinero? En los últimos años se ha puesto mayor énfasis en esta temática pero a pesar del interés por resolver estas cuestiones, todavía hay empresas/ organismos que no han alcanzado a cumplir siquiera los aspectos básicos, como por ejemplo la correcta utilización de un extintor o la implementación de los elementos de protección personal, mucho menos saben cuales son los riesgos a los que los trabajadores están expuestos.

Tanto las empresas como los trabajadores deberían informarse acerca de estos temas y exigir que la ley se respete en su totalidad.

Finalmente, se debe tener en cuenta que más allá de la sanción y aplicación de la ley anteriormente mencionada, se debe considerar que para ello es fundamental con el personal de Higiene y Seguridad capacitado e interesa en hacer cumplir dicha normativa en el ámbito laboral, enlace elemental en este tipo de sucesos.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *