Inicio Efecto de las vibraciones en el cuerpo humano
Array

Efecto de las vibraciones en el cuerpo humano

Efecto de las vibraciones en el cuerpo humano

Las vibraciones pueden producir, en el organismo de las personas expuestas, daños específicos
en función de la zona del cuerpo a la que afectan y de la frecuencia dominante de la vibración.
Cuando las vibraciones son muy fuertes, como en el caso de conductores de maquinaria pesada, pueden tener como resultado microlesiones, cuyos efectos se van sumando , debido a la larga vida labora, y pueden evolucionar a trastornos más importantes.
Las vibraciones que afectan a todo el cuerpo provocan pérdidas de atención y, en general , perturban los mecanismos cognitivos centrales responsables del tratamiento de la información y de la memoria a corto plazo.
Entre 2,5 y 3 Hz se mantiene la frecuencia natural de las partes del cuerpo humano (con estas vibraciones se garantiza que el usuario tenga el máximo confort).
Por encima de esas frecuencias hay una disminución de la sensibilidad.
Los fenómenos de lumbalgia aparecen entre 5 y 8 Hz.
Entre 3 y 5 Hz aparecen desórdenes del estómago y del intestino.
Los operadores de tractores y de vehículos muy pesados son el grupo que se encuen-
tra más expuesto al riesgo de sufrir trastornos ya que se encuentra con mayor frecuencia que en el resto de la población sometidos a vibraciones.
Cuando la frecuencia baja de los 2 Hz hay un aumento de la sensibilidad, que se puede llegar a manifestar como mareo.
Efectos de las vibraciones mano-brazo
Las vibraciones procedentes de vehículos (a través del volante, palancas o controles, etc), o las
generadas por el uso de una herramienta y que entran por el cuerpo a través de las manos, se denominan vibraciones mano-brazo (VMN).
En el ámbito laboral, los procesos productivos, herramientas mecánicas, partes de vehículos y máquinas que exponen las manos del trabajador a este tipo de vibraciones están ampliamente extendidos , siendo especialmente frecuentes en el sector de la construcción tanto en edificación como en obra civil.
También los trabajadores pueden estar expuestos a vibraciones mano-brazo a través de las piezas de trabajo que vibran y de los controles vibratorios que sujetan con sus manos.
La utilización prolongada de máquinas que transmiten vibraciones a las manos, pueden ser origen de una serie de efectos sobre los miembros superiores del trabajador que se conocen con el término SÍNDROME DE LA VIBRACIÓN MANO-BRAZO, que se manifiesta como un grupo de signos y síntomas que pueden ser catalogados en cuatro grupos: trastornos vasculares, neurológicos , músculo esquelético y otros trastornos.
Trastornos vasculares: incluyen cualquier alteración circulatoria que a menudo se identifica con palidez intermitente de los dedos. Es lo que se conoce como síndrome de Reyunad o enfermedad del dedo blanco inducido por vibraciones, que en algunos países se considera como una enfermedad profesional.
Inicialmente, los ataques de palidez se presentan en la punta de uno o más dedos, pero con la exposición continuada a las vibraciones, el adormecimiento se puede extender a la totalidad del área de los dedos en contacto con la fuente de vibración.
En casos extremos, por la cianosis, puede aparecer incluso necrosis y gangrena, aunque estos efectos aparecen de forma muy excepcional.
Normalmente, los “ataques” son más comunes en invierno. Durante el ataque la sensibilidad de los dedos queda tan disminuida que no se detectan estímulos que normalmente producen dolor. La sensibilidad táctil y la destreza también se ven afectadas de modo que la actividad laboral no puede reanudarse hasta que el “ataque” no ha finalizado.
El “ataque” finaliza cuando la circulación retorna gracias a un recalentamiento de los dedos por masaje local, apareciendo enrojecimiento .La relación existente entre exposición a vibraciones y trastornos vasculares no es clara, pero hay evidencia de que cuando la magnitud de la vibración se divide por la mitad, se duplica el tiempo de aparición de dedo blanco.
El síndrome de Raynaud aparece por un aporte insuficiente del flujo sanguíneo. Los dedos se enfrían, entumecen y sufren hormigueo, perdiendo sensibilidad y control de movimientos.
Se puede producir por la vasoconstricción de las arterias digitales por vibraciones al manejar Herramientas.

Trastornos neurológicos: aumento de los umbrales táctil y térmico, empeoramiento de la destreza manual y reducción de la sensibilidad, son algunos de los síntomas relacionados con la exposición a vibraciones mano-brazo.
En ocasiones han aparecido en trabajadores expuestos, signos y síntomas de neuropatías por compresión (síndrome del túnel carpiano).
Trastornos musculoesqueléticos: este tipo de trastornos es objeto de controversia.
No obstante, se ha observado una elevada prevalencia de artrosis de la muñeca y del codo en trabajadores expuestos a vibraciones de baja frecuencia, sin embargo no hay evidencias en trabajadores expuestos a vibraciones de frecuencias medias-altas.
Los síntomas incluyen dolor local, hinchazón y rigidez en varias zonas de los miembros superiores.
En cuanto a los efectos musculares, los trabajadores expuestos a vibraciones manifiestan debilidad muscular y dolores en brazos y manos, y en algunos casos reducción de la fuerza de presión. También se han observado trastornos como tendinitis y tenosinovitis, así como contractura de Dupuytren (enfermedad del tejido fascicular de la palma de la mano), aunque la relación directa con la exposición a vibraciones mano-brazo, no es concluyente.
Efectos de las vibraciones de cuerpo completo
Se produce cuando una gran parte del peso del cuerpo descansa en una superficie que vibra.
En la mayoría de los casos, la exposición se produce en posición sentada, transmitiéndose la vibración a través del asiento y del respaldo. En posición de pie, la vibración se transmite a través de los pies.
La vibración de cuerpo completo (VCC) está ampliamente extendida en el mundo laboral, sintiendo especialmente importante en el sector de la construcción, y particularmente en obra civil, debido a las vibraciones que se transmiten a través de los vehículos pesados y puede ser origende daños a la salud.
Los grupos de mayor riesgo son:
Conductores de vehículos todo terreno (maquinaria de obras públicas, tractores, etc.).
Conductores de carretillas elevadoras.
Conductores de camiones y autobuses.
Este tipo de vibraciones puede ser origen de: molestias (disconfort), reducción por fatiga de la capacidad de trabajo o daños a la salud. Además, la vibración de cuerpo completo de baja frecuencia (< 0,5 Hz) puede ser causa del mareo inducido por movimiento (típico de los medios de transporte).
La exposición a vibraciones de cuerpo completo, puede causar:
Dolor y alteraciones en la espalda: Una exposición prolongada a VCC está fuertemente asociada con problemas de espalda, observándose una alta tasa de prevalencia de dolores en la parte baja de la espalda, hernia discal y degeneración temprana de la columna (espondilosis, que es un trastorno causado por el desgaste anormal del cartílago y los huesos del cuello (vértebras cervicales) con degeneración y formación de depósitos minerales en los cojines entre las vértebras (discos cervicales),osteocondrosis intervertebral, artrosis). La exposición a vibraciones también causa lumbalgias, ciatalgias y cervicalgias.
Problemas digestivos: elevada prevalencia de molestias gastrointestinales, úlceras pépticas y gástricas.
Efectos sobre los órganos reproductores femeninos: en estudios realizados, se detectaron desórdenes en la menstruación, inflamación interna y nacimientos anormales en mujeres expuestas a vibraciones de frecuencias 40-55 Hz. Pese a todo, es necesario más investigación en este campo, ya que los datos disponibles no concluyentes.
Problemas circulatorios: ocurrencia de hemorroides y venas varicosas, aunque las evidencias no son muy consistentes.

Recomendaciónes y medidas preventivas

Para disminuir la exposición a vibraciones, podemos tomar medidas tendentes a reducir la magnitud de la aceleración transmitida, ya sea a la mano o a todo el cuerpo, o bien disminuir los tiempos de exposición a las mismas.
Podemos controlar los riesgos de las vibraciones mediante diferentes actuaciones:
ACTUACIÓN ADMINISTRATIVA, basada principalmente en:
La disminución de los tiempos de exposición. Reducir el tiempo de trabajo contribuye a una disminución de la exposición. Cuando se está expuesto a una vibración continua , un pequeño descanso de 10 minutos cada hora ayuda a moderar los efectos adversos que la vibración tiene para el trabajador.
La rotación de puestos.
Establecimiento de pausas durante la jornada.
Adecuación de las tareas a las susceptibilidades individuales.
ACTUACIÓN TÉCNICA SOBRE EL FOCO Y SOBRE EL MEDIO
El mantenimiento preventivo de la maquinaria es una de las mejores actuaciones sobre el foco. Como medio de actuación sobre el medio puede destacarse la utilización de materiales aislantes que atenúen la transmisión de éstas al trabajador.
Realizar un adecuado mantenimiento de los sistemas de suspensión.
Si las vibraciones se transmiten a través de partes de la maquinaria como palancas controles, etc o bien a través del mango de las herramientas manuales, se pueden colocar fundas o mangos acolchados con materiales especiales que disminuyen la vibración transmitida a los trabajadores. Los materiales viscoelásticos están dando buenos resultados.
Si la vibración llega al trabajador a través del suelo de los vehículos, colocar alfombras de materiales aislantes de la vibración para mejorar el confort de los operadores.
Dotar a los vehículos donde los trabajadores permanecen durante largas jornadas de asientos neumáticos suspendidos. Los trastornos de columna (sobretodo zona lumbar L1-S1) son los más frecuentes, ya que en posición sedente (sentada), el reparto de la carga corporal superior recae especialmente en esta región. El apoyo que proporciona un asiento correcto es fundamental para disminuir la incidencia de lesiones.

Reservá tus vacaciones

Fotografía