Inicio El problema del ruido en los aeropuertos
Array

El problema del ruido en los aeropuertos

El ruido es uno de los contaminantes más frecuentes en las áreas laborales y el problema del ruido en los aeropuertos y en las comunidades cercanas, son difíciles de resolver. Para tener una mejor idea de lo que es el ruido y sus niveles vamos a realizar algunas definiciones.

 

Sonido: Vibración mecánica que se propaga a través de una medio elástico.

 

Ruido: se define como ruido al sonido no deseado ó molesto.

 

Niveles de ruido:

  • Un sonido de 70 db en una tarea que requiere concentración es perjudicial para la psiquis, entre 80 y 90 db puede producir cansancio, alteración del sueño y/o estrés.
  • Los sonidos entre 100 db y 130 db producen lesiones en el oído medio.
  • Los sonidos a partir de los 140 db (umbral del dolor) son ruidos insoportables que provocan la sensación de dolor.

 

Como referencia de los ruidos que emiten los aeropuertos, los decibeles del despegue de un avión es de 130 db a 150 db, otros factores que producen ruidos  son los provocados por el rodaje de aeronaves; los vehículos auxiliares en tierra (como, autobuses de pasajeros, , remolcadores de aviones, salas de embarque móviles, camiones cisterna, tractores de aviones y equipaje, etc); los grupos electrógenos auxiliares de los aviones  y las  pruebas de motor de los aviones en aeropuertos con actividades de mantenimiento de aeronaves.

 

La contaminación sonora puede provocar pérdida de la capacidad auditiva, interferencia en la comunicación, cambios en el comportamiento social,  trastorno del aparato digestivo, acúfenos (percepción de un sonido que no existe como un silbido), malestar, estrés, nerviosismo, efectos cardiovasculares, disminución del rendimiento laboral y por todo el malestar se  da el incrementos de accidentes.

Debido a estos problemas que repercuten en la comunidad se ha establecido mantener un nivel de sonido 55 db para el día y un nivel de sonido de 45 db (ruidos sorpresivos) para la noche,  aunque es recomendable que el nivel nocturno no supere los 30 db debido a que ocasiona cambios fisiológicos que a largo plazo desencadena arritmias cardíacas, cambios en la presión arterial, alteración en la profundidad del sueño y con ello problemas de fatiga y falta de atención durante el día aumentando la probabilidad de accidentes de tránsito y laborales.

 

Como posible solución a los ruidos producidos por las aeronaves se toman ciertas medidas como:

 

  • Trazado de rutas sobre zonas menos pobladas.
  • Evitar cambio de velocidades bruscas.
  • Regular las operaciones de despegue y aterrizaje, así como también las de pruebas de motores a través de procedimientos como elegir las rutas y pistas donde le impacto sea menor a las poblaciones cercanas.
  • Control de ampliación de los aeropuertos para evitar la cercanía con las casas de residencia.
  • Restricciones nocturnas.
  • Evitar el aterrizaje y despegue continuo pudiendo controlar los horarios y de esta manera evitar que el ruido sea constante.
  • Trabajar con las autoridades locales para implementar estrategias de prevención contra el ruido como el aislamiento de nuevos edificios que puedan estar en las rutas de los aviones.

 

Para los empleados de los aeropuertos se utilizan barreras como el aislamiento sonoro dentro del aeropuerto, para aquellos que trabajan en las pistas se les otorga como elemento de protección personal protectores auditivos endoaurales y/o de copa, evitar estar en pista en los despegues y/o aterrizajes e implementar la rotación del personal según lo indica la ley de seguridad e higiene 19.587 decreto 351/79 para evitar que el  trabajador se encuentre expuestos a riesgos de ruidos y vibraciones por períodos perjudiciales para su salud.

 

En conclusión, estamos expuestos a agentes de riesgos continuamente y en el caso de la navegación aérea es difícil de contener, pero con una planificación de prevención de riesgos podemos lograr que las personas gocen de buena salud.

Reservá tus vacaciones

Fotografía