Inicio ¿POR QUÉ LAS GERENCIAS DE LAS EMPRESAS SE REHÚSAN A REALIZAR REUNIONES...
Array

¿POR QUÉ LAS GERENCIAS DE LAS EMPRESAS SE REHÚSAN A REALIZAR REUNIONES CON EL PERSONAL PARA INFORMARLES TEMAS VITALES DE LA ORGANIZACIÓN?

ALUMNO: Iván Guerini

AÑO: 1 º Año de Administración

MATERIA: (Metodología de la Investigación)

La organización y sus problemas más recurrentes…

  • Dejar de mantener informada a su gente: Este error es fatal en las compañías, ya que es necesario que cada uno de los empleados de las empresas tienen el derecho básico de trabajar y de pensar al descubierto, así mismo deben estar informados de los cambios que ocurren en la compañía donde desarrollan sus actividades, esto permitirá que el empleado sea mejor ya que está bien informado y conoce de manera amplia la situación por la que trabaja, lo más importante para que este error no ocurra es hacerle saber a los empleados todo lo que se piensa de ellos, si hacen algo bien o hacen algo mal de igual forma hay que decirlo para que lo sepan, del mismo modo hay que saber hacerlo, se debe saber cómo elogiar a un subordinado, y aprender a decir las cosas para eliminar las mal interpretaciones de las situaciones.
  • No tratar a los subordinados como a personas: es importante evitar este error, ya que al hacerlo se obtendrán una serie de beneficios notables, el primero de ellos es que todos los empleados serán sus amigos, así mismo los subordinados admiraran y respetaran a su jefe, generando así poder e influencia sobre los subordinados. Algunas tácticas para lograr evitar este error son, conocer a los empleados por su nombre, se debe elogiar a los empleados cuando lo merezcan, esforzarse como jefe por conocer a sus empleados con el fin de saber de qué le gusta hablar a cada uno de ellos, cuáles son sus principales metas, ambiciones y objetivos; cada una de estas cosas son importantes para los subordinados y generarán en ellos una confianza con el jefe, que permitirá un mejor desarrollo, lo cual es un beneficio para la compañía.
  • Rehusarse a adiestrar a una persona para que ocupe su lugar: es un error en el que usualmente incurren los jefes, sin embargo está mal caer en este error debido a que si se tiene a una persona adiestrada se abrirán innumerables beneficios para los jefes, ya que estas personas siempre estarán disponibles para un ascenso debido a que ya tienen a quien los reemplace, del mismo modo se tendrá a alguien que pueda dirigir cuando el jefe falte por alguna razón, también los jefes deben tener en cuenta que tendrán más tiempo para disponer de otros deberes, porque los suyos ya se podrán dividir entre él y su subordinado.

A modo de conclusión después de analizar cada error recurrente de los gerentes, se puede resaltar que la responsabilidad del gerente no se queda en dar resultados a los altos mandos, sino muy por el contrario, va mucho más allá. La productividad y eficiencia de su equipo dependen de su comportamiento y actitud desde el momento en que llega a la oficina. Lo que resaltamos con respecto a esto, es que el hecho de ser gerente trasciende más allá de la parte operativa, de tratar con clientes y con la junta directiva. La verdadera responsabilidad está en saber llevar a su equipo, motivarlos y crear sentido de pertenencia con su trabajo, para así obtener los resultados operativos que esperan. Aunque probablemente la manera de corregir estos errores, dependa mucho del tipo de empresa y del área en que se trabaje. Podemos ver una perspectiva alentadora para todo tipo de organización. Para aquellas empresas a las que no apliquen los correctivos y no se puedan aplicar las tácticas, abrimos una opción para explicar las falencias operativas de su empresa, y más allá, para entender realmente al empleado, y ponerlo como prioridad. Desde el presidente hasta el supervisor deberían tener en cuenta los errores tratados.

La presente investigación fue realizada en una empresa para mostrar que la organización se forma como una cadena humana dependiente, donde las actitudes de los gerentes y la comodidad de los empleados afectan la producción operativa. Asimismo, es importante aplicar las tácticas que planteamos, con el fin de mejorar notablemente los resultados de la compañía, desde la raíz, porque como bien se plantea, una buena relación con los subordinados genera en ellos una confianza, y acoplamiento tanto con el jefe como con la compañía, la cual lleva a una mejora notable en el trabajo y la producción de cada uno de los trabajadores. Finalmente, está claro que los subordinados valoran la importancia que se les da en la compañía, ya que se sienten escuchados y esto genera una mayor productividad, es por esto que la empresa plantea y describe cada error, con el fin de evitarlos al máximo y que los jefes tengan los conocimientos necesarios para no reincidir en ellos.

Reservá tus vacaciones

Fotografía