Inicio Sacarina (peligros y mitos)
Array

Sacarina (peligros y mitos)

Sacarina (peligros y mitos)

 

El compuesto (C7H5NO3S) o simplemente sacarina, es un combinado sintético que se implementa para reemplazar el azúcar. Una pastilla de sacarina no contiene calorías pese a ser 200 a 700 veces más dulce que el mismo azúcar. La sacarina es un compuesto de sulfinide benzoico y su consumo diario no puede exceder los 5mg por cada kilogramo del peso de una persona. Esta es un sustituto del azúcar natural que fue elaborado en el siglo 19 a base del procesamiento de alquitrán de hulla; se trata de un edulcorante sintético que se ha consumido alrededor de todo el mundo en grandes cantidades por más de cien años y aun hoy es muy usado por la industria de alimentos para humanos, hoy en día se sintetiza del tolueno y de otros cuantos derivados del petróleo. La sacarina en su forma elemental tiene un regusto amargo, lo que parece contradictorio, ya que se trata de un edulcorante; en su uso industrial, el regusto se enmascara con otros productos, es muy popular porque este compuesto no presenta alteraciones  en medios ácidos o en presencia del calor.

A mediados de la década de 1970 un estudio llevado a cabo con ratas de laboratorio asoció la sacarina con el cáncer y desde entonces la polémica y dudas sobre esta sustancia no ha cesado. En base a dicho estudio, algunos países, prohibieron su uso como medida de precaución.  Posteriormente se demostró que la orina de las ratas, a diferencia de los humanos, tiene una combinación de alto pH, alta concentración de fosfato cálcico y alta concentración de proteínas que, en combinación con sacarina, producían un micro cristales responsables del cáncer de vejiga que se observó en la rata macho del experimento. Además, numerosos estudios epidemiológicos posteriores no han conseguido demostrar que exista una relación clara entre cáncer y sacarina, lo cual no significa necesariamente que esta relación no exista o que no sea factor de riesgo.

Efectos Secundarios

Estudios han indicado también que las mujeres en estado de embarazo deben evitar el consumo de la sacarina. El producto consumido por una embarazada puede quedarse de manera nociva en el feto y producir otras complicaciones en los niños como alteración muscular e irritabilidad. No es recomendable para las mamas en periodo de lactancia el consumo del edulcorante pues también se expulsa a través de la leche materna.

Las empresas responsables de la fabricación de la sacarina deben tener los siguientes recaudos en caso de incendio (Información obtenida de la hoja de seguridad):

  • Medios de extinción: Agua a presión. Espuma. Nieve carbónica, CO2. Polvo seco.
  • Peligros específicos derivados de la sustancia o de la mezcla: Al arder el producto desprende gases sulfurosos y nitrosos, CO y CO2.
  • Recomendaciones para el personal de la lucha contra incendios: Se recomienda máscara de respiración autónoma y traje adecuado ignífugo.
  • Precauciones personales, equipo de protección y procedimientos de emergencia: Utilizar gafas protectoras, guantes y mascarilla para el polvo.

Reservá tus vacaciones

Fotografía